Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Martes, 05 de mayo de 2015, a las 13:50
Redacción. Logroño
El Gobierno ha recibido un total de cinco propuestas para optar a la contratación de la construcción, equipamiento, financiación y explotación del Complejo de Salud San Millán, que integrará la sede de la Consejería del Salud y Servicios Sociales y del Servicio Riojano de Salud (Seris), la Escuela de Enfermería, un centro de catástrofes (nuevo), el servicio Salud Responde, los servicios 061 y 112, y un aparcamiento subterráneo con 302 plazas (280 de rotación).

Las ofertas recibidas corresponden a las siguientes empresas y uniones temporales de empresas (UTEs): Ferrovial, Obrascón Huarte Lain, S.A, UTE QODA Construcciones e Iridium Concesiones de Infraestructuras S.A, Acciona Concesiones y UTE Sacyr Concesiones & Ismael Andrés.

Cabe recordar que el procedimiento seguido ha sido el denominado ‘Diálogo competitivo en tramitación ordinaria para el Contrato de Colaboración entre el Sector Público y el Sector Privado para la realización del proyecto Complejo de Salud San Millán’.

A partir de ahora, se estudiarán las propuestas recibidas y, a la hora de la adjudicación, se tendrán en cuenta los siguientes criterios: I.Diseño, ejecución de obra y dotación (máximo 140 puntos); II-Económica y Plan Económico Financiero (máximo 490 puntos); III-Mecanismos de mejora del precio del contrato (máximo 150 puntos); IV-Mantenimiento y explotación (máximo 145 puntos); y V-Plazo de cierre financiero (máximo 75 puntos).

Se trata de una gran obra que va a contribuir a revitalizar y dinamizar la zona Este de Logroño. Según las estimaciones realizadas, se prevé una afluencia de cerca de 220.000 personas al año al Complejo, entre trabajadores y visitantes. Esto, unido a la actividad del Centro de Alta Resolución de Procesos Asistenciales (Carpa), hace prever que la zona pueda ser visitada por unas 700.000 personas al año, lo que da una idea aproximada del revulsivo que va a suponer para esta zona de la ciudad.

Se prevé que durante el periodo de construcción (24 meses) se van a crear 125 puestos de trabajo directos. Asimismo, durante los 18 años de explotación de las instalaciones se generarán entorno a 60 puestos de trabajo directos. Cabe recordar que la forma de licitación, prevista en la Ley de Contratos, contempla que la empresa adjudicataria se encargue tanto de la construcción como de la financiación, mantenimiento de los edificios y todos los gastos inherentes a la explotación de los mismos.