16 nov 2018 | Actualizado: 10:50

El Gobierno confirma que el IVA sanitario sube

Anuncia para este semestre la reforma de los colegios y servicios profesionales, deja abierta la puerta de la obligatoriedad para las profesiones del sector salud, y no despeja la inquietud sobre el modelo de farmacia español

Viernes, 26 de abril de 2013, a las 18:32

Redacción. Madrid
El Consejo de Ministros de este viernes ha despejado pocas dudas sobre las cuestiones que se antojaba que iba a tratar. Lo que ha dejado más en claro ha sido que los productos sanitarios tributarán al 21 por ciento de IVA, tal y como pedían desde Europa, después de la sentencia del Tribunal de la Unión Europea. El Gobierno parece que desbarata así toda el mecanismo que las empresas del sector privado estaban intentando poner en marcha para frenar al menos la entrada en vigor de este mandato de Bruselas. “En el IVA sólo se aplicarán modificaciones por obligación legal, que afectarán a determinados productos sanitarios”, dice la referencia del Consejo de Ministros que se refiere a este asunto.

Luis de Guindos, Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro, este viernes tras el Consejo.

En cuanto a la Ley de Colegios y Servicios Profesionales, afirma que en el primer semestre de 2013 se aprobará el anteproyecto, y dice que elimina “obstáculos al acceso y ejercicio de la actividad en un número elevado de actividades profesionales”, algo que desde farmacia podía interpretarse como una amenaza para el modelo español, y una puerta abierta a que las grandes superficies entraran a este mercado.

Respecto a los colegios profesionales, el Consejo de Ministros señala que se reforzará “el modelo de coexistencia de colegios de pertenencia obligatoria y voluntaria”, lo que puede interpretarse que se salvaguardará la adscripción en el caso de las profesiones sanitarias, que junto a jurídicas e ingenierías son las que esperaban seguir contando con la obligatoriedad.

Asimismo, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado, dentro de las medidas de buen gobierno de la Administración, un plan de erradicación de la morosidad en el sector público, que obligará a pagar a los proveedores en un plazo de 30 días.

Asimismo, Hacienda fijará una deducción de hasta el 10 por 100 de los beneficios empresariales que se reinviertan, en el caso de empresas con un volumen de negocio inferior a diez millones de euros. De igual forma, y como medida de estímulo al crecimiento, se permitirá recuperar deducciones por I+D que no hayan podido aplicarse en ejercicios anteriores mediante un novedoso sistema de devolución.