11 dic 2018 | Actualizado: 10:10

El Gobierno cántabro insta al de la nación a “arbitrar fórmulas” para la financiación íntegra de Valdecilla

Aboga por un convenio complementario que complete la financiación del Plan Director

vie 25 mayo 2012. 11.05H

Mariano Rajoy e Ignacio Diego, en la reunión que mantuvieron el pasado mes de marzo.

Redacción. Santander
El Consejo de Gobierno de Cantabria ha aprobado, a propuesta del presidente, Ignacio Diego, una declaración institucional que insta al Gobierno de la nación a que garantice el cumplimiento del compromiso contraído con la Comunidad Autónoma, consistente en “arbitrar fórmulas” que permitan la financiación íntegra por el Estado del Plan Director del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

La declaración señala que la financiación instrumentada a través del convenio suscrito en 2002 entre el Ministerio de Sanidad y la Comunidad “no ha supuesto la extinción de la obligación” del Estado, ya que según dicho convenio, las aportaciones a efectuar por éste constituyen una “mera previsión” que, lógicamente, deberían ser objeto del “correspondiente ajuste y eventual ampliación” una vez finalizada su vigencia y conocido así el coste real de ejecución.

“La naturaleza puramente estimativa del coste de ejecución deriva claramente de la circunstancia de que a la fecha de celebración del convenio no se habían aprobado ni el proyecto de la Fase II ni el proyecto de la Fase III del Plan Director”.

Por consiguiente, añade, “nos encontramos con que el convenio persigue la financiación íntegra del Plan Director, si bien, al momento en el que resultó suscrito, no pudo sino efectuar una mera previsión estimativa del coste de ejecución. Por esta razón, dichas aportaciones deben entenderse en reserva de las que resultase necesario completar para lograr la financiación integra en cumplimiento de la disposición estatutaria sobre la materia”.

Recuerda que el convenio estableció una previsión de coste de 205.842.746 euros para tres fases del Plan y el equipamiento del centro sanitario. Sin embargo, el “coste real” efectuado durante los ejercicios 2002 a 2007 fue de 222.669.793 euros. Y el coste estimado una vez finalice la ejecución íntegra del Plan Director asciende a 400.020.273 euros.

Por lo tanto, la previsión de coste de ejecución del Plan Director efectuada en el convenio “no ha coincidido con su coste real”. Ni la totalidad del equipamiento, ni la fase III del Plan “han sido realmente financiadas” por el Estado, en la medida en que el importe total de las aportaciones básicamente han permitido cubrir el coste de las Fases I y II y de parte del equipamiento.

En consecuencia, señala, el “riguroso cumplimiento” del mandato contenido en la disposición adicional segunda del Estatuto de Autonomía para Cantabria y la atención del principio de “financiación integra” del Plan Director exigen que las “diferencias” entre la previsión inicial y el coste real sean financiadas por el Estado. En este sentido, “resultaría precisa”, dice, la celebración del oportuno convenio complementario que, con carácter plurianual, permita completar la financiación del Plan Director, sin perjuicio del empleo de cualesquiera otras formas jurídicas que instrumenten dicha finalidad.