La troncalidad, lucha contra la apertura de nuevas facultades y obtención del grado máster han sido alguno de los temas a los que han dedicado más esfuerzos



06 nov 2015. 09.23H
SE LEE EN 5 minutos
José A. Puglisi. Madrid
Juan Pablo Carrasco y Domingo A. Sánchez son el ‘dúo dinámico’ de la representación estudiantil. En una sola legislatura, el presidente y vicepresidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) han ‘revolucionado’ el modelo formativo tanto dentro como fuera de las facultades de Medicina, siendo quienes han ondeado las banderas de los alumnos en importantes batallas, como ha sido el proceso de troncalidad. Ahora, que el tiempo se ha acabado, se sienten satisfechos con los resultados alcanzados.

Juan Pablo Carrasco y Domingo A. Sánchez.

“Dentro de las facultades de Medicina había un gran potencial que no era percibido, por lo que optamos por mostrar toda esa capacidad en el sector sanitario”, explica Carrasco. La técnica obtuvo buenos resultados y les abrió las puertas a los estudiantes del Foro de la Profesión Médica, Organización Médica Colegial (OMC), Ministerio de Sanidad y de Educación, así como de las sociedades científicas y la prensa. “El reto está en mantener y cuidar todas las alianzas y colaboraciones realizadas”, precisa.

La actual influencia del CEEM parece ser indudable. “Cada trimestre nos reunimos dos o tres veces con los ministerios de Sanidad y Educación, mientras que simultáneamente mantenemos colaboraciones con las sociedades científicas y asociaciones de pacientes”, agrega Sánchez. Los esfuerzos por impulsar la representación estudiantil en el sector no han parado, siquiera, en la recta final de la legislatura. “Durante los últimos meses se ha trabajado en reforzar los lazos con las asociaciones de pacientes con enfermedades raras y con cáncer, así como con los representantes de los cuidados paliativos”, precisa el vicepresidente.

“Todos nos conocen dentro de la Sanidad”, sentencia Carrasco. No obstante, apunta que nada hubiera sido posible sin la colaboración de los estudiantes de todas las facultades de España. “Se ha logrado una alta participación porque, desde el CEEM, se ha buscado tratar aquellos temas que son de interés para los estudiantes o, al menos, con los que se sienten identificados, como ha sido todo el proceso de la troncalidad. Asimismo, todas las visitas a las facultades de Medicina también han generado una mayor involucración  nacional”, aclara.

Recolectas de éxito
La estrategia implementada por el CEEM durante el último año ha brindado fructíferos resultados. “Una de las demostraciones más impresionantes fue la manifestación que se convocó en relación con el proceso de troncalidad y se alcanzó una participación de unas 10.000 personas y cerca de 20.000 firmas”, apunta Carrasco. Un dulce recuerdo que comparte con su amigo Sánchez. “La presión de los estudiantes logró cambiar la normativa hasta en dos puntos: la elección única de tronco y especialidad, así como la votación de los MIR por sus vocales”, recuerda el vicepresidente.

Juan Pablo Carrasco, presidente de CEEM; Rocío Prieto, secretaria general de CEEM; y Domingo Antonio Sánchez, vicepresidente de CEEM.

Los máximos representantes del CEEM también han valorado como un éxito la gran participación alcanzada durante la VIII edición de su Congreso Nacional, celebrado en la Universidad Complutense con una participación estimada de unos 1.500 alumnos de toda España. “Aprovechamos para cambiar aquellos aspectos que no nos gustaban o que considerábamos que debían mejorar y los resultados se manifestaron en un aumento de la duración del Congreso, así como de la cantidad de asistentes”, apunta Sánchez.

Sin embargo, hay algunos proyectos que, aunque quizá más desconocidos, han sido de gran interés para el ‘dúo dinámico’. Por ejemplo, Carrasco destaca la importancia de “la creación de la División de Formación del CEEM, siendo un modelo inspirado en otros implementados en países como Holanda o Portugal que ha permitido desarrollar varias iniciativas, como las jornadas de formación o el aprendizaje sobre cómo controlar la inteligencia emocional”. En línea con la apuesta formativa, el vicepresidente recuerda los esfuerzos realizados para “que algunos alumnos tengan beca en sus matrículas, una guía del novato o más formación en ámbitos como los cuidados paliativos”.

Relevo entre amigos
Víctor Expósito toma las riendas del CEEM a partir de este 7 de noviembre, pero con la total confianza de los representantes

Juan Pablo Carrasco junto a Víctor Expósito.

salientes. “Durante los últimos seis meses ha ido trabajando como presidente electo y conquistando el apoyo dentro y fuera del Consejo, por lo que cuenta con mi total confianza”, apunta Carrasco. “En su periodo tendrá que asumir un reto muy especial, como es el de concientizar a los ciudadanos sobre cuál es la importancia de considerar las propuestas sanitarias de los partidos antes de votar en las próximas elecciones generales”, agrega.

Asimismo, ha destacado que “deberá cosechar las relaciones con los ministerios tanto de Sanidad como de Educación, ya que, indiferentemente de quien gane las elecciones, se prevé que estén sometidos a cambios”. Para Sánchez, la clave tiene un enfoque más interno y pasa por “un reenfoque del CEEM, pero manteniendo la línea que se ha ido consolidando durante el último año”.

El ‘dúo dinámico’ asegura que, con la salida de la representación estudiantil, tendrán una oportunidad para “concentrarnos más en nuestros estudios, disfrutar del MIR y dedicar más tiempo para el disfrute personal”. 

ENLACE RELACIONADO:

Domingo Antonio Sánchez: "Descanso estudiando Medicina" (11/10/2015)

VIII congreso CEEM, una visión de 180 grados (11/09/2015)

Juan Pablo Carrasco, nuevo presidente del CEEM (14/04/2014)


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.