19 nov 2018 | Actualizado: 10:20

El Defensor del Pueblo reclama mejorar el servicio de ambulancias en zonas del interior

Sanidad debería “extremar al máximo la diligencia” en el ámbito de la atención sanitaria de urgencias

Domingo, 31 de mayo de 2015, a las 20:03
Redacción. Valencia
El Defensor autonómico del Pueblo ha recomendado a la Consejería de Sanidad que “extreme al máximo la diligencia en el ámbito de la atención sanitaria de urgencias y emergencias” ante las quejas recibidas por la retirada del soporte de ambulancias en los municipios de Alborache, Buñol, Macastre y Yátova, que pertenecen a la Hoya de Buñol y dependen del departamento de salud de Manises.

José Cholvi, Defensor del Pueblo.

La institución, aunque señala que no le corresponde determinar o proponer cuestiones relacionadas con la gestión, competencia que recae en Sanidad, sí destaca que “la organización y tutela de las infraestructuras sanitarias debe estar dirigida a contar con medidas preventivas y las prestaciones y servicios necesarios para toda la población”. Al respecto, también apunta que Ley de Salud de la Comunidad concluye que “la eficacia y eficiencia en la protección de la salud dependerá en gran medida de la gestión de los recursos de emergencias de índole sanitario”.

Ante lo expuesto, considera que Sanidad debería “extremar al máximo la diligencia” en el ámbito de la atención sanitaria de urgencias “en pro de garantizar una protección integral de la salud mediante la adopción de las medidas organizativas oportunas, cumpliendo así con el principio de eficacia constitucionalmente reconocido”.

El Defensor también se pronuncia respecto a la demora de Sanidad en contestar al impulsor de la queja, y le recuerda que el plazo máximo para hacerlo es de tres meses, cuando en este caso se tardó diez. “Lo mínimo que se ha de ofrecer al ciudadano es una respuesta directa, rápida, exacta y legal”, sentencia.