El almidón que contienen altera el metabolismo de la glucosa



13 ene 2016. 17.34H
SE LEE EN 2 minutos
Redacción. Madrid
Las mujeres que consumen patatas de forma habitual corren un riesgo mayor de sufrir diabetes durante el embarazo, según un estudio que publica este miércoles la revista British Medical Journal (BMJ). A lo largo de diez años, los científicos han estudiado la dieta de 21.000 embarazadas, 854 de las cuales desarrollaron diabetes durante la gestación.

El estudio constata que el consumo de patatas, tanto hervidas, como al horno y fritas, está “significativamente relacionado” con la diabetes durante el embarazo.

Aquellas mujeres que consumen a la semana una patata hervida o al horno, 237 mililitros de puré de patatas o bien 113 gramos de patatas fritas tienen un 20  por ciento más de posibilidades de sufrir esas complicaciones. Las que consumen más de cinco de esas raciones a la semana corren un riesgo 50 por ciento veces mayor.

“A pesar de que las patatas son ricas en vitamina C, potasio, fibra alimentaria y algunos fitoquímicos, pueden tener efectos negativos en el metabolismo de la glucosa, al contrario que otros vegetales”, ha señalado el estudio.

Eso es debido a que las patatas contienen grandes cantidades de almidón, que se absorbe rápidamente. A la luz de esas conclusiones, los expertos recomiendan sustituir las patatas por otros vegetales, legumbres o granos integrales antes del embarazo para rebajar el riesgo de sufrir diabetes.

Según el servicio de salud del Reino Unido (NHS, en inglés), el 18 por ciento de las británicas embarazadas desarrollan diabetes durante la gestación, una condición que suele manifestarse tras las 28 semanas de embarazo y desaparece tras el parto. Esas mujeres, sin embargo, corren un mayor riesgo de volver a desarrollar diabetes en el futuro.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.