Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 14:35

El Colegio de Ópticos defiende su papel para reducir las listas de espera en el Sacyl

La corporación defiende que sus miembros son “capaces de asumir exámenes de salud visual”

Martes, 13 de octubre de 2015, a las 15:42
Redacción. Valladolid
El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León ha defendido el papel que pueden desempeñar estos especialistas como aliados de la Gerencia Regional de Salud (Sacyl) en la reducción de las listas de espera de Oftalmología.

Ignacio Ferreira, decano del colegio.

Esta especialidad es una de las que acumula “mayores demoras dentro del sistema sanitario público” de Castilla y León, según ha informado este colectivo en un comunicado recogido por Europa Press, donde también ha indicado que sería un problema a cuya resolución “podrían contribuir los ópticos-optometristas”, profesionales “altamente formados y con experiencia clínica”.

El colegio también ha destacado que sus miembros son “capaces de hacerse cargo de exámenes de salud visual” y del seguimiento periódico “de determinados pacientes”, así como de prescribir “las mejores soluciones optométricas a cualquier edad”.

Puesto que, según datos de la ONCE, “siete de cada diez visitas” que se realizan a las consultas de esta especialidad en los centros sanitarios públicos “están relacionadas con la revisión periódica de la salud visual”, el colegio ha considerado que “muchas de estas citas” podrían ser asumidas por un óptico-optometrista.

La secretaria general de la corporación, Ana Belén Cisneros, ha señalado que les gusta sentir que son “los agentes primarios de la salud visual de los ciudadanos” y también ha recordado que cada vez “es mayor el número de personas que acuden a los gabinetes de optometría” cuando notan una “disminución de la agudeza visual o necesitan una revisión de sus ojos”.

Cisneros ha señalado que “en muchos casos” estos pacientes “verían reducidas las esperas para acceder a una consulta” sobre su salud visual, y serían atendidos por un especialista que “puede reconocer y tratar” aquellas condiciones que requieren “entrenamiento visual y procedimientos preventivos” para la compensación de “anomalías visuales”, así como detectar las “condiciones patológicas oculares y sistémicas”.

Además, ha destacado que en España existen ya “varias experiencias satisfactorias” de colaboración entre los ópticos-optometristas y los centros sanitarios públicos que han supuesto una “reducción significativa” de las listas de espera.