Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:05

El Colegio de Médicos considera la violencia de género “un problema de salud pública”

Destaca que es un proceso “en el que resulta fundamental la implicación de los profesionales sanitarios”

Jueves, 05 de febrero de 2015, a las 15:27
Redacción. Logroño
El Colegio de Médicos de La Rioja considera el problema de la violencia de género como "un problema prioritario de salud pública". Así lo ha afirmado el portavoz de la entidad, Valentín Lisa, durante la concentración mensual que convoca la Mesa de la Mujer, y que se ha desarrollado en el interior del Ayuntamiento, debido al mal tiempo.

Como ha resaltado al comienzo la concejala de Mujer, Conchi Bravo, "esta es una lucha de todos, que debe empezar por la condena, luego por la visibilización del problema y que debe continuar con la denuncia". Un proceso "en el que resulta fundamental la implicación de los profesionales de la salud". En este sentido, Lisa ha recalcado que "la violencia de género puede producirse en cualquier estrato social y cultural y siempre tiene unos efectos devastadores, que la convierten en una lacra que afecta a toda la sociedad en su conjunto".

Por ello, ha insistido en que "la violencia de género es un problema prioritario de salud pública", en el que los profesionales deben contar con formación "para mostrar su apoyo, su comprensión y su ayuda hacia las víctimas". Ha mostrado "el compromiso" de los médicos en la detección y el tratamiento del problema, pero ha apostado especialmente por la "prevención, se debe promover un sistema de valores basado en la equidad y la igualdad, que venga desde los ámbitos de la educación y de la propia familia".

Una valoración en la que ha coincidido Bravo, quien ha recordado que, a fecha de hoy, "solamente, si se puede decir así, ha habido dos asesinatos por violencia de género este año, esperamos que el mes que viene podamos decir que sigue en ese número, e, incluso, que lo podamos afirmar al final del año". La concentración, a la que ha asistido la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, entre otras personalidades, ha concluido, como es habitual, con un minuto de silencio con las 'tarjetas rojas al maltratador' mostradas en algo por parte de los participantes, y con un aplauso en recuerdo a las víctimas.