Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 08:50
Miércoles, 11 de marzo de 2015, a las 17:46
Redacción. Santander
El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha inaugurado el centro de salud de Bezana que, con una inversión de 3 millones de euros, abrirá este viernes para dar servicio a una población de 15.000 personas de los municipios de Bezana, Mortera y Liencres, con un equipo de 26 profesionales.

La consejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, e Ignacio Diego, presidente de Cantabria.

Diego ha asegurado que este centro forma parte de la transformación que se ha producido en la sanidad pública cántabra durante esta legislatura, en la que la atención al ciudadano ha sido el eje de las acciones de Gobierno, y se han realizado importantes inversiones para mejorar la calidad en la atención y para poner a disposición de los “extraordinarios profesionales de la sanidad pública los mejores equipamientos”. 

“En esta legislatura ha habido una transformación en la sanidad pública”, que se ha consolidado y fortalecido, ha asegurado el presidente, quien ha recordado que el presupuesto de la comunidad autónoma destina en este año 2015 a esta área 57 millones de euros más que el último del anterior Gobierno.

“Ésos son hechos, eso es defender la sanidad pública, universal, gratuita y de calidad”, ha declarado Diego, quien ha inaugurado las instalaciones en el transcurso de un acto en el que ha estado acompañado por la vicepresidenta y consejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga; los alcaldes de Bezana, Juan Carlos García Herrero, y Piélagos, Enrique Torre, y representantes de las asociaciones de vecinos.

“Garantizar la sanidad pública, dotarla y hacerla más accesible a los ciudadanos eso nos ha movido en todo momento a los responsables de este Gobierno”, ha asegurado el presidente, que ha repasado las infraestructuras que se han acometido durante estos años en Atención Primaria, como es el centro de salud de Nueva Montaña, la unificación de las urgencias y emergencias en Torrelavega, el centro de salud de Cabezón de la Sal que se concluirá próximamente o el consultorio de Noja también a punto de terminar su obra.

Sáenz de Buruaga ha afirmado que este centro de salud “de última generación” tiene capacidad de crecimiento en cantidad y calidad de servicios, ya que está dimensionado y dotado para atender las necesidades actuales y futuras de la población, y “quiere ser baluarte de innovación asistencial”. “La mejor imagen de una atención primaria que, además de puerta de entrada al sistema, aspira a convertirse en verdadera gestora del proceso sanitario”.

Además, ha destacado la “extraordinaria oportunidad de mejora” que supone no solo en instalaciones sino también en servicios, ya que va a permitir concentrar y reforzar la atención pediátrica (de los 15.000 usuarios del centro, 2.400 están en edad pediátrica), acercar a la población servicios como fisioterapeuta y trabajador social, que hasta ahora se prestaban en el centro de salud de Los Castros, o la matrona  que antes estaba ubicada en Liencres.