21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El Centro Canario Nacionalista propone una reforma del sistema sanitario

Piden que sea un imperativo ético tratar con la máxima eficiencia los recursos disponibles

Martes, 19 de junio de 2012, a las 13:05

Redacción. Las Palmas
La Comisión de Sanidad y Consumo del Centro Canario Nacionalista, presidida por Alfonso López, considera que la crisis fiscal y financiera del sistema sanitario canario, el desajuste entre los recursos disponibles en los presupuestos públicos y la “dinámica de gasto del Servicio Canario de Salud es un hecho que se debe afrontar dejando aparte la financiación ya que aunque se dispusiera de mayores ingresos éstos probablemente se dirigirían exclusivamente a pagar las deudas con los proveedores”.

Alfonso López.

Alfonso López sostiene que debe ser un imperativo ético en cualquier momento y más en época de crisis el utilizar con la máxima eficiencia los recursos disponibles. Es por ello que la Comisión de Sanidad y Consumo del CCN (formada por profesionales sanitarios, médicos y farmacéuticos), propone tres novedosas medidas englobadas en un pacto por la sanidad que priorizan aquellas propuestas que, aumentando la calidad, disminuyen los costes, prescindiendo no solamente de lo innecesario sino también de aquello que generando gasto, compromete la calidad.

Las reformas que el Centro Canario Nacionalista propone están divididas en tres áreas: la forma de gobierno del Servicio Canario de Salud, el modelo asistencial y la gestión de los servicios.

Según su visión, la reforma del gobierno del Servicio Canario de Salud debería buscar la mejora de la capacidad de negociación de salarios y precios de bienes y servicios, acompañado de reducción de costes, aumento de calidad y homogenización de criterios. Para ello sería conveniente buscar federar en un ente común a los Servicios de Salud de las CCAA la negociación laboral y de compra de bienes y servicios, así como crear Agencias de calidad, evaluación y acreditación autónomas y profesionalizadas, comunes para el conjunto del Sistema Nacional de Salud.

Entienden que el modelo asistencial debe mejorar la calidad, buscando fórmulas que aumenten la eficiencia. Para ello, se deben reducir costes tanto en recursos humanos, guardias, equipos y mantenimiento. Se debe adecuar el modelo asistencial especialmente en la atención a los pacientes crónicos, ingresos hospitalarios, consultas de Urgencias y consumo de medicamentos. Crear redes asistenciales de laboratorios, radiología y Urgencias, integrando los Hospitales locales en complejos multihospitalarios con Hospitales de Áreas de Salud.

La gestión de los servicios debe ir encaminada a una gestión empresarial de los hospitales, descentralizando la gestión a las unidades de gestión clínica, externalizando los servicios no clínicos y consiguiendo una relación laboral y de servicios de los médicos y resto del personal de salud.

Estas tres reformas que propone el CCN ya se han llevado a cabo con éxito en países socialmente tan avanzados como Suecia que implantó con éxito el sistema SALAR (Asociación de Autoridades Municipales y Regionales de Suecia) que permite que todos los habitantes del país tengan igual acceso a los servicios de salud. El sistema es financiado por los contribuyentes y está muy descentralizado. Funciona muy bien, si se comparan los ratios con los sistemas de otros países de nivel de desarrollo semejante, y obtiene buenos resultados médicos en relación con las inversiones y a pesar de las restricciones impuestas a su financiación.

Es por ello, concluye Alfonso López, que el Centro Canario Nacionalista apuesta por todas aquellas políticas basadas en el incremento de la legitimidad, credibilidad y confianza, cuyo beneficio es un aumento de las capacidades técnicas y organizativas de los servicios a prestar por parte de la comunidad autónoma a sus ciudadanos.