21 nov 2018 | Actualizado: 21:20

El ‘botón de alarma’ ya está en todos los centros de salud

El servicio de salud estudia implantarlo también en los consultorios rurales

Sábado, 21 de febrero de 2015, a las 18:17
Redacción. Santander
 El Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha finalizado la implantación del llamado ‘botón de alarma’ en todos los centros de salud de Cantabria. Esta herramienta está incluida entre las medidas del Plan de Prevención y Atención ante Incidentes Violentos en el Ámbito Sanitario Público, que puso en marcha la Consejería de Sanidad el pasado año, dentro de la política de tolerancia cero ante las agresiones a profesionales sanitarios.
 
Se trata de un sistema de alarma visual en los ordenadores de las consultas y el área de administración de todos los centros de salud, que permite a los profesionales médicos, de enfermería y auxiliares administrativos avisar al resto de sus compañeros en caso de que se esté produciendo una situación potencialmente peligrosa para su integridad física.
 
Además, este sistema de alerta ha demostrado también su eficacia para responder en equipo ante situaciones de urgencia como un conato de incendio o de emergencia sanitaria y necesidad de ayuda médica inmediata.
 
Conocido como “botón de alarma”, se trata de un programa informático instalado en cada uno de los ordenadores que permite alertar de cualquier incidencia que requiera la presencia y la ayuda de otros trabajadores, y está incluido dentro del Plan de Prevención de Agresiones a Personal Sanitario que recomienda como primera medida ante un incidente violento  avisar a otro profesional para controlar la situación o ser testigo de la misma.
 
Esta herramienta se puso en marcha de manera piloto en el Centro de Salud de General Dávila en 2012 con una alta valoración por parte de los trabajadores.
 
Aunque inicialmente se preveía su implantación en aquellos centros más sensibles a las situaciones de riesgo, su aceptación y demanda por parte de los profesionales ha llevado al SCS a extenderla a todos los centros de salud de Cantabria de manera gradual durante los dos últimos años.
 
La Gerencia de Atención Primaria del SCS está trabajando para extender la implantación del “botón de alarma” a los consultorios rurales.