La medida no impide las entradas y salidas de los acompañantes



12 nov 2015. 12.35H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Lleida
El Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida ha implantado un sistema de restricción de visitas en la mayoría de las habitaciones del ala nueva durante la noche y parte de la mañana con un sistema de cerraduras magnéticas.  

Josep Maria Padrosa,
gerente del Catsalut.

Todas las puertas que dan acceso a la zona de habitaciones tienen instaladas las cerraduras magnéticas que cierran durante las horas de visita del médico (entre 10.00 y 12.00 horas aproximadamente) y durante la noche (de 23 a 7 horas), ha publicado este jueves el diario 'Segre'.

Este sistema se implantó hace unos meses en la sexta planta como plan piloto y se está extendiéndose a la mayoría de plantas del hospital.

Las restricciones no impiden las entradas y salidas de los acompañantes de los enfermos, que para entrar tienen que llamar al interfono e identificarse con el personal del hospital.

Hace dos años que el centro anunció su intención de limitar el acceso justificando su decisión en la mejora de la seguridad después de sufrir el robo de material médico, entre el que había de doce endoscopios de gran valor.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.