Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Miércoles, 19 de noviembre de 2014, a las 16:05
Redacción. Santander
El consumo de alcohol entre los escolares cántabros (de 14 a 18 años) ha subido con respecto a 2010 de manera moderada, mientras la prevalencia del resto de drogas legales e ilegales ha descendido o se mantenido en cifras similares, según recoge la Encuesta Escolar sobre Drogas, que ha sido elaborada a partir de un cuestionario de 89 preguntas facilitado a 1.923 escolares de 58 centros de la región en 2013.

José F. Díaz.

El director general de Salud Pública, José Francisco Díaz, ha presentado los principales resultados de este documento, en el que destaca el incremento hasta 7 puntos del consumo de bebidas alcohólicas en los últimos 30 días. Además, ha hecho hincapié en que ésta sigue siendo la droga legal más consumida por los escolares de Educación Secundaria y el cannabis la de mayor prevalencia entre las ilegales. Por primera vez, las mujeres presentan un mayor consumo de cannabis que los hombres.

En general, los estudiantes entre 14 y 18 años consumen las drogas de manera experimental, asociado a contextos lúdicos y en fin de semana. El alcohol, el tabaco y el cannabis son los más consumidos. Así, el 76,5 por ciento de los encuestados reconoció haber consumido alcohol, el 28,2 por ciento tabaco, y el 16 por ciento cannabis en los últimos 30 días. El resto de sustancias presentan consumos minoritarios, por debajo del 1 por ciento en lo que se refiere al consumo habitual y en el 3 por ciento en cuanto al consumo experimental.

José Francisco Díaz ha destacado que la mayor diferencia por sexos en el consumo de drogas se da en el tabaco (14 puntos por encima entre las chicas) y ha precisado que en general las mujeres consumen más que los hombres las drogas legales (alcohol, tabaco y determinados medicamentos) y la prevalencia de las ilegales es mayor entre los hombres excepto en el cannabis, que por primera vez esta encuesta detecta un consumo mayor en las chicas.

Además, Díaz ha destacado que el primer contacto con las drogas se da entre los 13,4 y los 15,6 años en función de la sustancia y son el tabaco, el alcohol y las sustancias inhalables  las  drogas que se prueban con menor edad.