Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00
Sábado, 09 de mayo de 2015, a las 13:16
Redacción. Pamplona
El 73 por ciento de los navarros cree que la sanidad pública ha empeorado en los últimos años, según revela una encuesta de la Asociación de Consumidores de Navarra Irache, en la que sólo el 6 por ciento considera que el servicio ha mejorado y un 19 por ciento opina que sigue igual. Además, si la evolución se circunscribe sólo al último año, quienes consideran que la sanidad pública ha empeorado suponen el 60 por ciento del total, un 32 por ciento piensa que sigue igual y un 6 por ciento ha percibido mejoras.

Marta Vera, consejera de Salud.

La encuesta se realizó por la empresa Cíes en febrero, consiste en 404 entrevistas sobre un universo de 525.487 residentes en Navarra mayores de 18 años y ofrece un nivel de confianza del 95 por ciento. En una nota, Irache explica que, por edades, los mayores y los más jóvenes dan una mejor valoración a la sanidad -6,6 y 6,7 respectivamente- que las personas de mediana edad, entre 30 y 65 años -entre 6,2 y 6,4-.

Por sexos, las mujeres creen en mayor medida que los hombres que la sanidad ha empeorado en los últimos años, 77 por ciento frente a 69.

En cuanto a la valoración actual, la sanidad pública obtiene una puntuación de un 6,4 sobre diez puntos por parte de la ciudadanía, de forma que un 13 por ciento le dan un sobresaliente, un 40 por ciento un notable, un 13 por ciento un aprobado y un 16 por ciento la suspenden. La puntuación media ha ido bajando progresivamente desde el año 2011, cuando obtenía un 7,8, según las mismas fuentes.

En el trabajo encargado por Irache, el principal aspecto que se apunta para mejorar en la sanidad, con diferencia, es reducir las listas de espera (71 por ciento), cuestión que el 96 por ciento considera un problema grave o muy grave.

Entre las posibles opciones para solucionarlo, la más valorada es incrementar los recursos económicos (64 por ciento), seguido de reducir trámites y burocracia en la Administración (36 por ciento), concienciar a los ciudadanos para que hagan un uso correcto de los servicios sanitarios (34 por ciento), fomentar buenos hábitos de salud para reducir la incidencia de enfermedades (18 por ciento) y mejorar la tecnología para tener mayor comunicación con los profesionales sanitarios (14 por ciento).

Tras las listas de espera, la siguiente cuestión que los encuestados piden solucionar sería la falta de médicos, según indica un 44 por ciento de los encuestados. En tercer lugar, está la comida servida en los hospitales (27 por ciento)  y en cuarto, el servicio de urgencias (25 por ciento).