Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

El 20% de las consultas de Medicina de Familia y Pediatría en AP son telefónicas

La cirugía mayor ambulatoria sin ingreso crece en un 2 por ciento

Jueves, 16 de julio de 2015, a las 11:42
Redacción. Bilbao
Las consultas no presenciales o telefónicas han aumentado durante el primer semestre de 2015 en los centros de Atención Primaria de Osakidetza. Según la memoria de actividad correspondiente a 2015, cerca de 1.200.000 consultas realizadas en Medicina de Familia y Pediatría a lo largo de los seis primeros meses han sido telefónicas, lo que supone el 20 por ciento de las consultas totales.

Jon Etxeberría, gerente de Osakidetza.

En cuanto a las consultas presenciales, también se ha dado un incremento del 3,51 por ciento con respecto al mismo periodo de tiempo del pasado año, alcanzándose los seis millones de consultas, situación que ha venido determinada por la incidencia de la gripe, señala el Servicio Vasco de Salud.

El número de atenciones domiciliarias ha crecido un 10 por ciento y se sitúa en cien mil consultas médicas. Los tiempos de atención siguen manteniéndose alrededor de los 10 minutos.

La interconsulta entre Primaria y Especializada se incrementa un 47%

En el ámbito de la Atención Especializada, las consultas no presenciales o interconsultas entre Atención Primaria y atención especializada siguen en aumento, incrementándose un 47 por ciento con respecto a junio de 2014 (30.719 frente a las 20.869 interconsultas).

Esta manera de interactuación asistencial ha propiciado que, en estos primeros seis meses de año, se haya dado un descenso de las consultas presenciales (-3,1 por ciento), manteniéndose de forma similar el número de primeras consultas y sucesivas con respecto al año 2014.

Indicadores de Actividad Hospitalaria Especializada

A lo largo de estos seis primeros meses de 2015, los ingresos hospitalarios han aumentado un 2,3 por ciento, las intervenciones quirúrgicas programadas un 2,1 por ciento y las urgencias un 3,1 por ciento.

Las intervenciones en cirugía programada ordinaria han aumentado un 4 por ciento mientras que las intervenciones quirúrgicas extraordinarias han bajado un 26,5 por ciento, lo que nos indica que el total de cirugías realizadas hasta junio ha aumentado un 2,1 por ciento con respecto a 2014. En cuanto a la cirugía mayor ambulatoria sin ingreso, crece en un 2 por ciento, siendo ya el 59 por ciento del total de la actividad desarrollada.