13 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Martes, 17 de febrero de 2015, a las 15:28
Redacción. Ciudad Real
El Hospital General de Ciudad Real, centro de referencia del ébola en Castilla-La Mancha, se ha convertido en una Unidad de "élite" en el tratamiento de patologías infecciosas, tal y como ha destacado el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, tras conocer las nuevas instalaciones ubicadas en la quinta planta del centro, en la que trabaja un equipo interdisciplinar integrado por más de 40 sanitarios formados "al más alto nivel".

Echániz, durante su visita.

La creación de esta infraestructura de máxima seguridad, en la que el Gobierno regional ha invertido 1,3 millones de euros, es "un proyecto de futuro y una clara apuesta del Gobierno de la presidenta Cospedal que permitirá que nuestra región cuente con una Unidad de Infecciosos al nivel del Hospital Gómez Ulla", ha asegurado Echániz.

El proyecto integral, que une la zona habilitada para el tratamiento del ébola y el ala de nueva construcción, permite contar con una Unidad para el tratamiento de patologías infecciosas, única en Castilla-La Mancha. En total esta infraestructura cuenta con diez habitaciones de aislamiento con climatización de presión positiva y negativa, independiente en cada espacio y del resto de la planta. Cada habitación tiene un baño dentro y una esclusa contigua con toma de agua de desinfección.

Toda la zona cuenta con un sistema eléctrico aislado y totalmente independiente del resto del hospital, así como con sistemas de gases medicalizados exclusivos y de agua osmotizada para tratamientos de diálisis. Asimismo, va a contar con un laboratorio especial con cabina de flujo laminar y equipos portátiles de analíticas que cubrirían las necesidades de toda la Unidad. Se ha instalado una cámara de control del paciente en cada habitación, que estará conectada a un sistema de monitorización. Además cada paciente cuenta con un dispositivo de llamada independiente atendido directamente por un sanitario.