12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Cruce de acusaciones por las deficiencias del nuevo Valdecilla

Según la anterior consejera, ahora en la oposición, el PSOE diseñó el nuevo Valdecilla y PP estuvo “forzado” a respetar el proyecto

Viernes, 04 de marzo de 2016, a las 13:56
Redacción. Santander
La secretaria general del PP de Cantabria y exconsejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, ha achacado las “deficiencias” en el nuevo Valdecilla denunciadas por el Gobierno PRC-PSOE y por unos 90 trabajadores “al proyecto de las obras de la tercera fase que fue diseñado en 2005 por los socialistas”. Un proyecto que su consejería se vio "forzado" a respetar. También cree Buruaga que lo que se tacha de deficiencias puede deberse a “cambios de criterio” del nuevo equipo directivo del hospital en cuanto a la organización.

La diputada y exconsejera de Sanidad,.

En una rueda de prensa, Sáenz de Buruaga ha explicado que el proyecto de esa tercera fase, aprobado en 2006, “no es del PP sino del bipartito anterior y que es el mismo que el actual”, por ello ha enfatizado que “las deficiencias y carencias” que denuncian ahora los responsables sanitarios provienen de ese proyecto y no del contrato de colaboración púbico-privada que suscribió el ejecutivo del PP para terminar las obras. “Cuando Real se deja llevar por sus arrebatos y habla de tirar muros y edificios, estaría bien que no olvidara que son los muros y edificios que su Gobierno proyectó”, ha señalado.

La exconsejera y diputada ha recordado que a su llegada al Gobierno el PP encontró una obra parada pero en la que ya había “una cimentación y una estructura” sobre la que “forzosamente” se ha tenido que levantar el edificio de las Tres Torres de Valdecilla. Sáenz de Buruaga defiende que gracias al contrato suscrito por los populares el proyecto fue “mejor” que lo encontraron.

Encarnizada lucha partidista

Para Sáenz de Buruaga, toda esta situación responde a la “encarnizada lucha partidista” del PSOE contra los ‘populares’ por haber acabado el hospital. “Ni fueron capaces de terminar el hospital ni lograron impedir que el Gobierno del PP lo hiciera y no nos lo van a perdonar”.

Por su parte, la vicepresidenta de Cantabria, del PSOE, Eva Díaz Tezanos, ha insistido en que el actual Ejecutivo autonómico  se ha “encontrado” con un diseño de las Tres Torres “mal hecho y planificado”, que también ha sido “ejecutado” por el PP. Una situación que ponen de manifiesto las “deficiencias” detectadas, que van a suponer un coste adicional “importante”, de más de 1,1 millones de euros, que está "asumiendo" la Administración regional. Una de las causas de estos problemas, para Tezanos, es que este hospital se hizo “a espaldas” de los profesionales sanitarios, “sin  contar con sus aportaciones”.