Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:10
Martes, 27 de enero de 2015, a las 13:49
Redacción. Barcelona
El número de trasplantes en el Hospital del Mar de Barcelona ha crecido por la aplicación del sistema de donación de enfermos en asistolia controlada, situación de extrema gravedad e irreversible.

El programa de trasplantes renales del Hospital del Mar es uno de los más ambiciosos de Cataluña, ya que ha pasado de 29 trasplantes en 2009 a un total de 76 en 2014, lo que supone un 162 por ciento más ha informado el centro este martes en un comunicado.

Además, cuenta con un plan de crecimiento para los próximos años basado en parte en la implantación del programa de asistolia controlada, que puede extenderse a otros centros que no realizan trasplantes pero que pueden dar órganos al Hospital del Mar.

La donación en asistolia controlada es uno de los caminos más claros para el aumento del número de trasplantes (son el 9 por ciento en Cataluña), en un momento en que se han reducido las donaciones procedentes de accidentes de tráfico y se estabilizan los donantes clásicos en muerte encefálica.

Desde su puesta en marcha, el programa de asistolia ha permitido obtener 20 órganos que no se habrían podido aprovechar y que contribuyen a que los pacientes en lista de espera (en Cataluña había 1.094 enfermos en lista de espera por trasplante renal en 2014) pueden ser atendidos y trasplantados más rápidamente.