11 dic 2018 | Actualizado: 10:10

Aumentan los casos de cáncer de pulmón diagnosticados en estadios precoces

En España, el carcinoma broncogénico es actualmente el tumor maligno más frecuente en varones y ocupa ya el tercer lugar en mujeres

lun 03 noviembre 2014. 13.02H
Redacción. Madrid

Pilar de Lucas, presidenta de Separ.

El porcentaje de pacientes con diagnósticos en cáncer de pulmón en estadios localizados ha aumentado en las últimas dos décadas, según el estudio hecho público por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). En España, el carcinoma broncogénico es actualmente el tumor maligno más frecuente en varones y ocupa ya el tercer lugar en mujeres.

Aumento significativo en los últimos años

El 42 por ciento de los pacientes estudiados entre 2011 y 2012 presentan un cáncer de pulmón localizado, registrando un aumento significativo con respecto a los analizados entre 2004 y 2006 (24 por ciento) y los englobados entre 1992 y 1994 (14 por ciento).

Esta mejora tan notoria es acorde al incremento del número de pacientes asintomáticos y con antecedentes de neoplasia. En la serie de datos estudiados más recientemente (2011-2012), se observa un incremento del número de pacientes sin clínica relacionada con este cáncer de un 16 a un 33 por ciento. Asimismo, en dicha serie también destacar el incremento del 14 al 23 por ciento de pacientes con diagnóstico de neoplasia previa.

Estos cambios se deben a que en los últimos años se han implementado circuitos específicos y multidisciplinares para la detección del cáncer de pulmón, a la vez que se ha intensificado en la búsqueda activa de casos. “La innovación en las técnicas diagnósticas, unida a un mayor índice de sospecha por parte de Atención Primaria y un seguimiento más activo de los grupos de riesgo, justifican el análisis de su impacto en la epidemiología, la clínica y la estadificación del carcinoma broncogénico”, explica Virginia Leiro-Fernández, autora del artículo.

Además, la evolución positiva refleja la mejora en las técnicas de imagen, el mayor acceso a ellas y al mayor seguimiento de pacientes con neoplasivas previas u otras patologías de base. “También por la implantación de circuitos asistenciales que incluyen sistemas de alerta radiológica para los neumólogos de las Unidades de Diagnóstico Rápido, que permiten un mayor control de las técnicas de imagen realizadas tanto intra como extrahospitalarios”, asegura Leiro-Fernández.