Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:45

Fisura sanitaria en Junts pel Sí

El consejero de Salud se ha topado con una voz de mucho peso que le ha lanzado un órdago, al tiempo que le ha recordado su deber de “velar por la correcta cobertura de los servicios sanitarios”

Martes, 23 de febrero de 2016, a las 13:24
Redacción. Barcelona
La alcaldesa de Sant Cugat del Vallès, Mercè Conesa (de Convergencia Democrática de Catalunya), ha advertido de los riesgos que supone excluir al Hospital General de Catalunya (HGC) del Sistema sanitario integral de utilización pública (Siscat), que el consejo de administración del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) ratificó este martes.

Mercè Conesa y Antoni Comín.

Conesa ha advertido de las consecuencias "tanto en la atención a los ciudadanos de Sant Cugat como en la continuidad de los puestos de trabajo". Por ello, ha pedido una reunión urgente con el consejero de Salud, Antoni Comín, y con la Dirección del centro, mientras los trabajadores de este hospital han solicitado una reunión con ella.

Conesa, una voz con peso

La de Conesa no es una voz cualquiera dentro del actual gobierno de la Generalitat. Está al frente de la Diputación de Barcelona, una institución que presta servicios a 311 municipios, y tiene un peso muy significativo dentro de Convergents, cabeza de la antigua CiU, ahora refundada como Democràcia y Llibertad, e integrante de la coalición de gobierno Junts pel Sí.

Ella manda un mensaje muy claro a Comín. Es una decisión muy peliaguda la de sacar al General del sistema público, porque va a afectar a miles de pacientes que van a tener que desplazarse 14 kilómetros para ir al Hospital de Terrasa. Por eso le lanza un órdago: un nuevo hospital público en esta localidad. Y es un órdago porque las arcas de la Consejería de Salud no están precisamente boyantes como para afrontar un desembolso así.

Mientras, la alcaldesa le recuerda que la población de Sant Cugat ha aumentado un 2,3 por ciento respecto a 2010, y le insta a cumplir su “deber de velar por la correcta cobertura de los servicios sanitarios”, estableciendo medidas de planificación a medio y largo plazo. Parece que la improvisación no le ha gustado a Conesa.



ENLACES RELACIONADOS:

Los médicos del Hospital General advierten a Comín que están en juego sus trabajos (21/02/16)