Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 10:40

Colau pugna por el control del Consorcio Sanitario barcelonés

Insta a la Generalitat a aumentar el presupuesto en sanidad para 2016

Viernes, 18 de septiembre de 2015, a las 19:08
Redacción. Barcelona
El Ayuntamiento de Barcelona ha manifestado su voluntad de “cogobernar” el Consorcio Sanitario de Barcelona (CSB), en el cual participa con un 40 por ciento de representación, junto con la Generalitat de Cataluña, que posee un 60 por ciento, ha informado este viernes el consistorio.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

En el marco de la primera Comisión Permanente del CSB desde la constitución del nuevo Gobierno municipal, la comisionada de Salud, Gemma Tarafa, ha pedido más información y transparencia en aquellos problemas que preocupan a la ciudadanía y al Ayuntamiento como el funcionamiento sanitario y los equipamientos pendientes de ejecución.

También han acordado realizar una reunión extraordinaria para evaluar la situación de los equipamientos sanitarios comprometidos en el Plan 2008-2015, que preveía obras de construcción, mejora, traslados y otras inversiones en 18 equipamientos de Atención Primaria de Barcelona.

Del plan, sólo se han concluido diez de los proyectos, por lo que falta el 45 por ciento del total de las actuaciones previstas, dos están en ejecución y los otros seis están en fase de estudio y preparación.

En este sentido, el Ayuntamiento ya ha incluido en su plan de aumento de presupuestos de 2015 una partida para acelerar las obras de las Urgencias de Obstetricia del Hospital del Mar, y, además, ha instado a la Generalitat a aumentar el presupuesto en sanidad para el 2016.

También han solicitado más información sobre los conciertos que se han otorgado durante los últimos cinco años, con el objetivo de identificar y evaluar las externalizaciones y las privatizaciones de los servicios sanitarios de Barcelona.

Tarafa ha anunciado que el Gobierno municipal quiere impulsar como líneas prioritarias de acción la disminución de las desigualdades en salud entre los barrios y los colectivas más desfavorecidos para garantizar la universalidad de la asistencia.