Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

CHA exige a Oliván velar por los aragoneses que viven en zonas limítrofes

Ibeas ha expresado su preocupación por las repercusiones que las decisiones de otras comunidades autónomas

Martes, 26 de febrero de 2013, a las 13:48

Redacción. Zaragoza
CHA ha exigido al consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, que vele por los intereses de la ciudadanía aragonesa que vive en zonas limítrofes ante los recortes sanitarios.

Nieves Ibeas.

La portavoz de CHA en las Cortes de Aragón, Nieves Ibeas, ha expresado su preocupación por las repercusiones que las decisiones de otras comunidades autónomas tienen en los aragoneses que viven cerca de ellas y reciben allí prestación sanitaria. En este sentido, Ibeas ha solicitado ya copia de todos los convenios sanitarios vigentes con Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana y Navarra y ha registrado una batería de preguntas al consejero para que explique si alguno de ellos no está siendo ejecutado y por qué motivos.

En La Iglesuela del Cid, en el Maestrazgo, ya "ha saltado la alarma" por la posibilidad de quedarse sin la asistencia del Servicio de Asistencia Médica Urgente (Samu) de la Generalitat Valenciana. Este servicio, que tiene su base en Villafranca del Cid (Castellón), dispone de médico, ATS, chófer y diversas dotaciones como un desfibrilador, y daba servicio a esta localidad, mucho más cercana al hospital de Castellón que al de Teruel, ha informado CHA en un comunicado. Ibeas ha formulado varias preguntas para que el Gobierno de Aragón aclare si el Servicio Aragonés de Salud ya ha asumido directamente esta prestación.

"La ciudadanía aragonesa no tiene por qué sufrir las consecuencias de las decisiones políticas de otras comunidades autónomas, y el consejero Oliván es el primer responsable para vigilar que sus derechos queden siempre bien cubiertos", ha señalado.

El año pasado, CHA ha recordado que también defendió que los aragoneses residentes en las comarcas vecinas a Cataluña, atendidos en centros de salud u hospitales catalanes, no tuvieran que pagar el euro por receta que implantó la Generalitat, aunque los grupos parlamentarios PP y PAR votaron en contra de esta propuesta, ha agregado.