27 de junio de 2017 | Actualizado: Martes a las 19:20

CESM pide elevar el gasto sanitario al 7,5% del PIB

Apuesta por “reforzar la financiación pública” y que tenga en cuenta variables como envejecimiento y dispersión poblacional

Viernes, 21 de noviembre de 2014, a las 18:08
Redacción. A Coruña
El comité ejecutivo de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha presentado este viernes en A Coruña un documento-propuesta sobre la financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS) en el que propone al Estado aumentar el gasto en sanidad, elevándolo hasta el 7,5 por ciento del PIB, así como un “reparto más justo” y una “inyección de motivación” para los profesionales.

Francisco Miralles, presidente de CESM.

El documento presentado en el marco de la jornada de debate sobre 'El estado de la sanidad pública en las distintas comunidades autónomas' concluye que el presupuesto actual “es insuficiente para garantizar el adecuado funcionamiento de los servicios sanitarios” y CESM ve necesario “proceder a un nuevo modelo donde el Estado aporte más dinero para sanidad, lo reparta mejor entre las comunidades y éstas, a su vez, se comprometan a invertirlo en el sector y no a otros cometidos”.

De este modo, en declaraciones a Europa Press el secretario general de CESM, Francisco Miralles, ha explicado que su propuesta apuesta por incrementar el porcentaje del PIB que se dedica a sanidad para “acercarse a Europa”, pasando del 6,7 por ciento que gasta España al 7,5 por ciento en que está fijada la media europea. Así, los médicos abogan por “reforzar la financiación pública”, al tiempo que reclaman que “sea finalista” y “por habitante”, al tiempo que señalan que se deben tener en cuenta variables como el envejecimiento y la dispersión poblacional.

Miralles, que ha recordado las diferencias existentes en la realidad entre las comunidades, ha señalado que el documento se va a remitir a los ministerios de Hacienda y Sanidad para que tengan en cuenta sus propuestas en una futura reforma de la financiación autonómica, si bien el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, apuntaba esta semana que esta no se va a producir en lo que queda de legislatura. Asimismo, los médicos insisten en la necesidad de “dedicar más a Atención Primaria”, porque “hace más eficiente el sistema”. Además, reclaman “hacer más eficiente y transparente la gestión”.

Otras medidas de optimización

El documento presentado por CESM aborda también otras propuestas “para optimizar el gasto”. En este sentido, apuestan por un gran pacto para contener el gasto en farmacia, y señalan que “hay que liberar también a los profesionales de una presión inspectora que resulta nociva en la media que atenta contra el criterio facultativo a la hora de tratar a los pacientes” en este aspecto.

Además, proponen la creación de una agencia pública de compras para tecnología y consumibles, así como “adecuar la responsabilidad del gasto a la responsabilidad de ingresos por parte de las comunidades”.

Con estas recomendaciones, CESM aboga por “asegurar la sostenibilidad de la sanidad pública española” que, según argumenta, “si continúa siendo hoy uno de los estandartes de los que puede presumir en el exterior, es únicamente gracias al empeño de los profesionales que trabajan en ella por mantener los niveles de calidad pese a los múltiples impedimentos que obstaculizan su labor diaria”.

“Los salarios de los facultativos, por ejemplo, se han reducido de media un 25 por ciento desde 2010, y la carga de trabajo es mayor, dado que sólo se ha repuesto el 10 por ciento de las vacantes por jubilación producidas por entonces”, ha lamentado CESM. Además, indica que “la penuria de medios es cada vez acusada”, toda vez que el presupuesto público del Sistema Nacional de Salud “se ha reducido desde los 59.738 millones invertidos en 2010 a los 53.052 asignados para este año (-11 por ciento)”, ha precisado.

Recortes

Según ha asegurado CESM, las comunidades autónomas que más han recortado la partida sanitaria desde entonces Extremadura (22,89 por ciento) y La Rioja, mientras que en el polo opuesto se sitúan Cantabria (1,16 por ciento) y Madrid (2,67 por ciento). En el caso de Galicia, la reducción llega al 12,34 por ciento, siendo superior a la de la media estatal.

Las diferencias observadas en lo anterior también se reflejan en el esfuerzo inversor que lleva a cabo cada comunidad, así como en el gasto por ciudadano, según abunda. “La discrecionalidad aquí es patente. Asturias y Canarias dedican el 38 por ciento de sus fondos a Sanidad, Galicia un 32,3 por ciento, mientras que, en el otro extremo, Navarra apenas tienen que destinar el 23,2 por ciento de sus ingresos para asegurar un gasto sanitario per cápita significativamente superior a la media española (1.425 euros frente 1.180, respectivamente, en 2012)”, expone. Sobre el caso del País Vasco, destaca que el dinero invertido en sanidad “supuso el pasado año el 33,59 por ciento de su presupuesto y el gasto per capita (1.607 euros) superó en más de 600 euros al de Comunidad Valenciana”.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda aquí a la propuesta de CESM

CESM pide implicar a los médicos en el reparto de los Presupuestos Generales del Estado (07/09/14)