Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Miércoles, 13 de febrero de 2013, a las 17:20

Cristina Mouriño.
El Sindicato Médico de Castilla y León (CESM-CYL) considera que el Plan de Recursos Humanos que regula la prolongación de la permanencia en el servicio activo de los profesionales sanitarios se limita a imponer la jubilación forzosa de todo el personal estatutario y funcionario al cumplir los 65 años, con alguna excepción, así como a poner fin a las prolongaciones autorizadas con anterioridad a su entrada en vigor.

José Luis Díaz Villarig, presidente de CESM.

CESM-CYL ha presentado un recurso a la sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, al que ha tenido acceso Redacción Médica, en el que solicita la suspensión cautelar de la citada orden.
Según recoge el recurso, el fin anticipado y forzoso de la prolongación una vez cumplidos los 65 años cercenaría también el derecho a la permanencia en el servicio activo para obtener un porcentaje adicional en cuanto a la cotización necesaria para causar la correspondiente pensión de jubilación.

Desde el sindicato consideran que se extralimitan los márgenes marcados por la ley desde el momento en que esta no habilita para una finalización de las prórrogas de forma generalizada. Únicamente permite que se ponga fin a las mismas cuando dejen de concurrir las circunstancias que resultaron determinantes para su reconocimiento. Así, señalan que una norma de rango inferior está habilitando la finalización de dichas prolongaciones de forma indiscriminada.

Asimismo, apuntan que el texto aprobado por la Consejería de Sanidad tras su imposición a la Mesa Sectorial, no reúne la condición de instrumento básico de planificación global a la que debe de responder un plan de estas características.
A la vista del contenido del Plan, señala el recurso, la Administración no contempla cubrir las plazas de quienes se jubilen forzosamente por lo que hace prever que estas serán finalmente amortizadas, lo que sin duda incidirá en la atención que deben recibir los ciudadanos.