Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Celaya: “El nuevo FOGA supondrá un sobrecoste muy importante”

Advierte del “problema administrativo” que implica “que haya facturas” de toda la atención a desplazados

Viernes, 16 de octubre de 2015, a las 14:55
Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha advertido de que futuro Fondo de Garantía Asistencial que está impulsando el Ejecutivo central en sustitución del Fondo de Cohesión Sanitaria “va a ser un sobrecoste muy añadido” e “importante” para la comunidad.

Sebastián Celaya.

Según ha explicado ante la Comisión de Sanidad del Parlamento autonómico, supondrá “tarifar” toda la asistencia sanitaria de Atención Primaria y farmacia que se den a un ciudadano de una comunidad en otra para que lo abone la primera a la segunda, así como la asistencia de poblaciones limítrofes.

Esto sustituirá a los convenios que existen actualmente entre comunidades y sustentados en el Fondo de Cohesión, un nuevo modelo que perjudica a Aragón, mientras que quienes “reciben muchos veraneantes están encantados”.

También ha advertido del “problema administrativo” que implicará “que haya facturas” de toda la atención que se da a las personas desplazadas entre comunidades, si bien para los ciudadanos “no supondrán ningún problema”.

Celaya ha comparecido a petición del PP para informar sobre la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrado el pasado 29 de julio y ha opinado que “el tema fundamental que sobrevuela”  en materia sanitaria es “qué se ofrece, cómo y del dinero que se tiene para dar ese servicio”.

 En este sentido, ha precisado que “todo el déficit de las autonomías viene de los sistemas de salud”, que generan el 35 por ciento del gasto de las comunidades, y por eso “hay que dar financiación para cubrir esto”, algo que debe decidir el Estado “y, si no, no se dan estas competencias”.

El consejero ha enfatizado en el Gobierno central “ha ido dando marcha atrás” respecto a todas las medidas del Real Decreto que aprobó en 2012 y que ha sido “la base de todos los recortes y copagos” que se han producido en los últimos años e incluso “el PP ha presentado una proposición para que se quite” el copago hospitalario.

“Solo queda el problema de quién da la tarjeta sanitaria”, actualmente la Seguridad Social, ha dicho, algo que ha rechazado, para remarcar que es “el instrumento que garantiza a todos los ciudadanos a la asistencia completa en todo el territorio” y ha lamentado los “líos” que se generaron al eliminarla a “muchos ciudadanos”.