Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

CCOO y UGT acusan al Gobierno de “estrangular” la sanidad pública “allanando el paso al copago sanitario”

Critican que de algunos hospitales ya llegan “rumores de falta de material básico, como guantes”

Viernes, 11 de noviembre de 2011, a las 15:42

Redacción. Palma
Unos 40 sindicalistas y trabajadores han protestado este viernes en Palma, a las puertas de la Gerencia de Atención Primaria de Mallorca, para exigir al Govern balear que no recorte los servicios sanitarios, ni las prestaciones ni la calidad de la sanidad pública, según han informado UGT, CCOO y STEI.

Miguel Ángel Romero.

El secretario de Acción Sindical de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Miguel Ángel Romero, ha leído un manifiesto en el que se asegura que los empleados públicos están "pagando el precio de una crisis de la que no son culpables" y que está favoreciendo la aplicación de políticas neoliberales que apuestan por la privatización sistemática de servicios básicos para los ciudadanos.

Además, consideran que también habrá una "paralización de la contratación, mientras que la supresión de la jornada complementaria para reducir las listas de espera acabarán por rebasar los límites de los decretos de demora, por lo que el desvío de pacientes a la sanidad privada es más que probable".

Por otro lado, UGT, CCOO y STEI señalan que mediante el citado Plan de Reequilibrio Económico, han descubierto que la lista de espera única que ofrece el Govern como solución "innovadora y definitiva parece abrir a los pacientes la posibilidad de elegir ser atendidos en la sanidad privada".

"Las medidas de recorte del plan presentado por el Govern al Ministerio de Hacienda incluyen la política de limitar las sustituciones y coberturas o las adecuaciones de plantillas, que en base a las declaraciones del presidente, José Ramón Bauzá, se podría traducir como una reducción sistemática de personal en todos los servicios", ha indicado.

En este sentido, los citados sindicatos han revelado que "de algunos hospitales ya llegan rumores de falta de material básico, como guantes". Por otra parte, avisan de que "la saturación de los hospitales; la incapacidad del sistema sanitario para atender la demanda asistencial; los bajos niveles de calidad y, en definitiva, el colapso y el descrédito del sistema sanitario público sería una puerta abierta para la gestión privada".

Finalmente, UGT, CCOO y STEI acusan a Bauzá de gobernar "a golpe de decreto, dando la espalda a las organizaciones sindicales y negando a los trabajadores el derecho constitucional a la negociación colectiva de sus condiciones laborales", al tiempo que le recriminan por "descargar otra vez toda la responsabilidad de la crisis sobre los empleados públicos".