18 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Viernes, 15 de febrero de 2013, a las 15:27

Redacción. Málaga
La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía (FSS-CCOO Andalucía) ha exigido al Servicio Andaluz de Salud (SAS) el abono íntegro del Complemento al Rendimiento Profesional (CRP) de 2013, al tiempo que reitera la necesidad de consolidar parte de este complemento como concepto fijo de la nómina y racionalizar la actual horquilla retributiva de la parte variable.

Humberto Muñoz.

Esta organización sindical sostiene que, ante la dura situación que atraviesa el sector público andaluz en general, y el sanitario muy especialmente, el SAS no puede aplicar un nuevo recorte salarial a su personal, para lo que ha de garantizarse el pago de la totalidad del complemento de productividad de este año (correspondiente al ejercicio 2012).

“El CRP es fruto de un acuerdo de Mesa Sectorial, posteriormente refrendado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, por la que una parte del salario se ligó a la consecución de objetivos. Constituye, por tanto, masa salarial, y no se trata de una gratificación, de forma que exigimos que el SAS exprese un compromiso claro de pagarlo y especifique los plazos para su abono”, declara el secretario general de la FSS-CCOO Andalucía, Humberto Muñoz, quien ha reiterado de nuevo ante la Administración andaluza la necesidad de afianzar este complemento, impidiendo así que quede a merced de criterios de discrecionalidad.

“Para ello, se ha de consolidar el CRP transformándolo, al menos, en un porcentaje importante, en un concepto fijo de la nómina de los profesionales de la sanidad pública, a la vez que se racionaliza la parte variable de la horquilla retributiva, disminuyendo las diferencias extremas entre categorías profesionales que existen en la actualidad”, sostiene Muñoz.

La FSS-CCOO Andalucía advierte que la reducción del 10 por ciento en los conceptos variables impuesta por el Plan de Reequilibrio Económico y Financiero de la Junta de Andalucía ya se ha aplicado sobre este concepto, cuya cuantía en los presupuestos de 2013 (en torno a 200 millones de euros) es un 10 por ciento menor que la consignada en los del año 2012, por lo que insiste en que se ha de abonar la totalidad de este capítulo a los cerca de 90.000 trabajadores y trabajadoras del SAS.

“No es aceptable que la Administración, como ya hizo el año pasado, pretenda de nuevo embolsarse una parte importante de esta partida presupuestaria, alrededor de 40 millones de euros, alegando la no consecución del 100 por ciento de los objetivos, pues los mecanismos de distribución de esos remanentes están perfectamente establecidos en la normativa que regula el CRP y se han aplicado desde el principio sin ningún problema”, explica Humberto Muñoz.

El dirigente sindical añade que esa medida “constituiría un doble recorte completamente inaceptable, que iría incluso más allá de lo estipulado por el Plan de Reequilibrio y, por tanto, un gesto de hostilidad gratuita de la Administración sanitaria andaluza hacia una plantilla que está soportando duros sacrificios, que ha sufrido la pérdida de empleos, una merma salarial considerable y un deterioro de sus condiciones laborales, pese a lo cual mantiene una elevada calidad en los servicios que se prestan a la ciudadanía”.