Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:30

Cataluña y País Vasco presidirán la Red de Agencias de Evaluación

El Ministerio de Sanidad se reserva la secretaría técnica y coordinará la inclusión y supresión de tecnologías sanitarias y prestaciones en la cartera del SNS

Jueves, 13 de septiembre de 2012, a las 00:34
Javier Leo. Madrid
Las comunidades autónomas de Cataluña y País Vasco serán las encargadas de asumir la presidencia de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud (SNS) durante sus dos primeros años de funcionamiento, según recoge el proyecto de orden ministerial para la creación de este nuevo organismo, aprobado por el Consejo Interterritorial del 29 de febrero y publicado esta semana por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Los consejeros de Sanidad de País Vasco y Cataluña, Rafael Bengoa y Boi Ruiz, junto a la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas.

Las bases legales de la Red de Agencias, a las que ha tenido acceso Redacción Médica, detallan que los dos puestos de más relevancia serán ocupados por un representante de una agencia o unidad de evaluación designado de forma rotatoria en función de la fecha de aprobación de los Estatutos de Autonomía. Según esta norma, Cataluña y País Vasco, ambas con estatutos aprobados en diciembre de 1979, asumirán la presidencia y la vicepresidencia (la vicepresidencia asumirá la presidencia en el segundo año), seguidas de Galicia, Andalucía, Cantabria y Asturias.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad, a través de la Subdirección General de Calidad y Cohesión, liderada por Sonia García, asumirá de forma permanente la secretaría técnica, encargada de coordinar este organismo y elaborar el Plan Anual de Evaluación de Tecnologías Sanitarias. El proyecto de orden publicado por el Ministerio pretende dar “soporte jurídico” a la red que, como órgano colegiado, será la encargada de evaluar las técnicas y procedimientos médicos de cara a su inclusión, exclusión y modificación de las condiciones de uso en la cartera de servicios del SNS.

Una vez recabado el informe positivo del Ministerio de Hacienda y publicada la orden ministerial, la Red obrará a través de los convenios de colaboración suscritos entre el Instituto de Salud Carlos III y las comunidades autónomas, encargados de dar sustento financiero al nuevo organismo. El objetivo general, detalla Sanidad, es “fundamentar la toma de decisiones sobre la incorporación, condiciones de financiación o desinversión y uso apropiado de las tecnologías sanitarias, mediante su aplicación global en todo el territorio nacional (…) con el fin de promover la equidad y sostenibilidad del SNS”.