12 dic 2018 | Actualizado: 21:10
mié 25 marzo 2015. 22.09H
Redacción. Barcelona
El Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) ha presupuestado para este año un 28,6% menos en farmacia de lo que gastó en 2014, pese a la irrupción de tratamientos innovadores que tienen un elevado coste, como el de la hepatitis C.

José Ramón Luis Yagüe.

Lo ha destacado este miércoles el director del Departamento de Relaciones con las Comunidades Autónomas de Farmaindustria, José Ramon Luis Yagüe, en el Congreso y Salón Europeo de Farmacia Infarma 2015, que se celebra en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona hasta el jueves.

En una mesa de debate en la que también ha participado el gerente de Farmacia y Medicamento del CatSalut, Antoni Gilabert, Yagüe ha destacado que debido a esta caída presupuestaria habrá “tensiones” para poder pagar los nuevos tratamientos, por lo que ha instado a las administraciones a invertir en innovación farmacológica para evitarlo.

Ha instado a buscar estrategias para potenciar la innovación en fármacos, y ha afirmado que “lo importante no es el precio, sino el valor que tienen”, en relación a los medicamentos de última generación que se han incorporado recientemente al sistema, con elevado coste y eficacia, como el de la hepatitis C.

Ha destacado que actualmente hay más de 5.000 fármacos en desarrollo clínico, principalmente en el ámbito del cáncer y el Alzheimer, y ha definido 2014 como un “buen año” para el sector, teniendo en cuenta que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó 41 nuevos productos.

Por su parte, Gilabert ha destacado que la situación económica es “complicad”, y ha abogado por compartir riesgos con las farmacéuticas y los centros de investigación para poder frente a la financiación de los tratamientos innovadores. Gilabert ha explicado que el CatSalut trabaja con tres incertidumbres cuando tiene conocimiento de un nuevo fármaco: “para qué pacientes está indicado, qué resultados ofrece y de qué modo se va a pagar”.