Se muestra seguro de que ningún profesional de la salud va a promover un planteamiento de prolongación de la vida innecesaria



09 oct 2015. 12.37H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Madrid
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha advertido este viernes, en una entrevista concedida a RNE, que no es partidario de que se regule la eutanasia. Preguntado por el caso de Andrea, la niña fallecida en el Hospital de Santiago con una enfermedad degenerativa e incurable a la que se le había retirado el soporte vital después de que los padres solicitaran una "muerte digna", el titular de Justicia considera que en este momento no es necesario legislar este asunto.

Rafael Catalá.

La ley de autonomía del paciente vigente desde 2002, según Catalá, permite elegir qué cuidados quiere el ciudadano que se le den al final de su vida mediante el testamento vital. La eutanasia "empieza a acercarse a lo que hoy es un delito, no se puede colaborar ni inducir al suicidio", ha explicado después.

Catalá entiende que ya existe un marco legislativo sobre el proceso final de la vida que  "funciona bien", además de que es una "práctica cotidiana" en los hospitales, gracias a la "autorregulación" de los profesionales sanitarios.

En su opinión, la actual regulación española en la materia es “suficiente”, y, cuando surge una cuestión como ésta, se ha mostrado seguro de que ningún profesional de la salud va a promover un planteamiento de prolongación de la vida innecesaria cuando no hay posibilidades curativas.

ENLACE RELACIONADO


Así se enfrenta España al tabú de la muerte digna (06/10/15)


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.