Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:55

Las tres exigencias de Podemos para pactar con el PSOE

Las demandas de la formación morada no son descabelladas para los socialistas

Viernes, 12 de junio de 2015, a las 11:41
Ricardo Martínez / Cristina Mouriño. Madrid
Tres son los puntos que en materia sanitaria harían posible el pacto entre Podemos y PSOE en Castilla-La Mancha. Fuentes de la formación morada han explicado a Redacción Médica que el acuerdo de investidura debe recoger el compromiso con la sanidad pública y universal, algo que pretenden blindar mediante la reforma completa del Estatuto de Autonomía.

Emiliano García-Page, secretario general autonómico del PSOE y José García Molina, secretario general autonómico de Podemos.

Asimismo, consideran imprescindible “readmitir de forma progresiva al personal sanitario perdido durante la crisis, recuperando las plantillas previas a los recortes”. Otro de los aspectos fundamentales para Podemos es revertir al sistema público los centros y servicios externalizados, con control exhaustivo del cumplimiento de los contratos, penalizaciones y de los beneficios de las concesionarias.

No parece que las demandas de Podemos sean descabelladas para los socialistas, que siempre han remarcado su "comprimiso con la sanidad pública" y sus propuestas sanitarias también van encaminadas en este sentido.

El PSOE asegura que durante los últimos cuatro años, este ámbito ha sido sometida a un proceso de "deterioro y desprestigio". Por este motivo, la apuesta socialista es un gran pacto sanitario en la que pretende contar con todos los agentes sociales: sociedad civil, asociaciones y grupos de autoayuda, organizaciones profesionales, sociedades científicas, sindicatos, partidos políticos que quieran implicarse.

El objetivo de este proyecto es "blindar por ley un sistema público, universal, gratuito a la par que sostenible, integrado, equitativo y de calidad científica y humana, y que impida la entrada del negocio lucrativo en la gestión de la sanidad". La intención del PSOE pasa por "incorporar el compromiso de trabajar en la sostenibilidad del sistema, haciéndolo cada vez más eficiente y más justo".

Para ello, "hay que mejorar la financiación (estatal y autonómica), profundizando, entre todos, en medidas de eficiencia, justicia y contención de gastos innecesarios". Según el PSOE, debe hacerse sin recortes indiscriminados, con medidas consensuadas que garanticen siempre la calidad del servicio, considerando el presupuesto sanitario como una inversión, y no sólo como un gasto.

En cuanto al empleo, la pretensión socialista es preparar de manera inmediata un plan de choque y en el primer año de Gobierno ha garantizado la contratación de mil nuevos profesionales. El desarrollo de la carrera profesional y la recuperación salarial acorde con la media nacional son dos de las prioridades.

ENLACE RELACIONADO


Page pretende “reenfocar” el nuevo Hospital de Toledo (03/06/15)