Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Casi 30.000 pacientes esperan para operarse en los quirófanos de las Islas

El Gobierno ha atribuido la situación actual en la sanidad pública a los recortes por la crisis

Jueves, 21 de febrero de 2013, a las 16:10

Redacción. La Palma
La sanidad pública canaria tenía a 31 de diciembre a 29.675 pacientes a la espera de pasar por el quirófano, un 9,16 por ciento más que en junio, tras incrementarse las listas de demora en la mayoría de sus hospitales, en especial en los de Gran Canaria, donde el repunte supera el 20 por ciento.

Hilda Sánchez, directora general de Programas Asistenciales.

Los datos hechos públicos por el Servicio Canario de la Salud (SCS) revelan que, durante los seis últimos meses del año, las listas de espera quirúrgicas crecieron un 26,28 por ciento en el Hospital Universitario Doctor Negrín, un 22,53 por ciento en el Insular de Gran Canaria y un 28,03 por ciento en el Materno Infantil, y ascendieron también de manera notable (21,28  por ciento) en el Hospital General de La Palma.

En cambio, entre los grandes hospitales de la sanidad pública canaria, el Universitario de La Candelaria, en Tenerife, consiguió recortar su demora quirúrgica en 1.099 personas respecto a junio, con lo que su lista de espera presenta un descenso del 14,47%. Aún así, el centro hospitalario tinerfeño es el que más pacientes tiene a la espera de cita en cirugía: 6.494.

De los 29.675 pacientes que a 31 de diciembre componían la lista de espera quirúrgica de la sanidad canaria, cuatro de cada diez (12.195) llevaban más de seis aguardando a ser operados. De hecho, en la segunda mitad del año la bolsa de pacientes con más de seis meses de espera se ha disparado un 58,15 por ciento, al pasar de los 7.711 de junio a los 12.195 de diciembre.

En cambio, los ciudadanos que llevan menos de seis meses esperando a ser operados se han reducido un 10,23 por ciento, desde los 19.473 del primer semestre a los 17.480 del segundo.

El comportamiento de la lista de espera desde junio a diciembre en el resto de hospitales canarios ha sido el siguiente: ha crecido en el Doctor José Molina Orosa de Lanzarote (13,29  por ciento), en el Universitario de Canarias (12,98  por ciento) y el General de Fuerteventura (4,51 por ciento), y se ha reducido en el General de La Gomera (34,09  por ciento) y en el Nuestra Señora de los Reyes, de El Hierro (15,77  por ciento).

En estos momentos, los hospitales con mayor número de pacientes pendientes de una operación son, detrás del de La Candelaria; el Universitario de Canarias, con 5.777; el Insular de Gran Canaria, con 5.665; el Doctor Negrín, con 5.221; el Doctor Molina Orosa de Lanzarote, con 2.301; y el General de Fuerteventura, con 1.668.

El incremento registrado en las listas de espera de junio a diciembre se suma al que ya se había producido de enero a junio, que fue del 9,34 por ciento, con lo que en el balance completo del año 2012 la relación de pacientes que aguardan a ser operados en Canarias ha aumentado en 4.814 personas, un 19,36 por ciento.

En cuanto a las consultas, las especialidades que tienen más lista de espera son Rehabilitación, con 4.828 pacientes; Dermatología, con 3.327; Alergología, con 2.592; Digestivo, con 1.911; Neurología, con 1.761; Reumatología, con 1.722; y Cardiología, con 1.588. En extremo contrario, la menor demora se encuentra en Geriatría, con 28 pacientes pendientes de consulta; Obstetricia, con 248; y Nefrología, con 516. En total, el 31 de diciembre había 23.397 pacientes esperando a ser recibidos en consulta por el especialista, 2.236 más que en junio, lo supone un aumento del 10,56 por ciento.

Aumento de los tiempos de espera originados por la crisis

El Gobierno ha atribuido el aumento de las listas de espera en la sanidad pública a los recortes a que ha obligado la crisis económica, que en el caso de las Islas han tenido mayor incidencia debido al déficit "histórico" de financiación por parte del Estado.

La directora general de Programas Asistenciales del Gobierno canario, Hilda Sánchez, ha asegurado que el incremento se debe a que los recortes han supuesto una disminución de la actividad con los centros concertados, que se redujo un 12 por ciento el año pasado, así como de los programas especiales que se hacían en los servicios públicos. Según Sánchez, aunque los recortes han afectado a todas las comunidades autónomas, en las Islas se nota más.

A ello se unen otros factores, como la demanda creciente de la atención sanitaria debido al envejecimiento de la población y a una mayor expectativa en la calidad de vida. Para minimizar las consecuencias, el Gobierno ha decidido dar prioridad de atención a las enfermedades en las que la espera tiene más efectos.