Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Martes, 13 de noviembre de 2012, a las 18:20

Redacción. Santander
La Intervención General del Estado ha dado la razón al Gobierno de Cantabria en su reclamación sobre la contabilización del déficit público en los ejercicios 2010 y 2011. De esta forma, el déficit con el que se cerró 2010 se incrementa en 100 millones de euros. El actual Ejecutivo se había visto obligado a computar esta cifra en 2011 por tratarse de facturas que nunca se habían contabilizado, mayoritariamente del Servicio Cántabro de Salud (SCS).

Cristina Mazas, consejera de Economía, Hacienda y Empleo.

Así lo ha dado a conocer el Gobierno cántabro del Partido Popular a través de un comunicado en el que señala que, tal y como mantenía, la información suministrada por el anterior Ejecutivo (PRC-PSOE) a la Intervención General del Estado sobre el cierre del ejercicio 2010 "no era correcta".

Existía un diferencia cercana a las siete décimas de PIB (aproximadamente 100 millones de euros) por la contabilización defectuosa de la Cuenta 409 en lo relativo al Servicio Cántabro de Salud, que tuvo que ser imputada al ejercicio 2011.

Según explica el interventor general de la Comunidad Autónoma, en enero del presente ejercicio, mediante una carta remitida a la Intervención General del Estado, se especifica que el anterior Gobierno cifró la deuda sanitaria a 31 de diciembre de 2010 en 40 millones de euros, mientras el actual gerente del SCS certifica que esa deuda, a 31 de diciembre de 2010, era de 193,07 millones de euros.

Tras realizar los ajustes de Contabilidad Nacional, la operación suponía imputar cien millones de euros adicionales al déficit de Cantabria de 2010, recalca el Gobierno.

La corrección del déficit de 2010 supone a su vez la corrección del déficit de 2011, que ahora se reduce en esos mismos 100 millones, pasando de los 540 millones contabilizados hasta la fecha a 454 millones, según la certificación de la Intervención General del Estado. En porcentaje sobre el PIB supone un 3,42%.