Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Lunes, 11 de junio de 2012, a las 22:11

los cafés de redacción médica
rosa aguilar, portavoz del psoe en la comisión de sanidad del congreso
“Los PGE de 2012 ponen a la Ley de Dependencia en vía muerta, punto y final”
La diputada socialista aboga por el consenso “olvidándose de las siglas” y espera que el PP culmine la coordinación sociosanitaria partiendo del trabajo hecho por el anterior Gobierno

María Márquez / Enrique Pita / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
Rosa Aguilar ha debutado en esta legislatura como portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso. Su experiencia como alcaldesa le permite extrapolar el impacto que tendrá la disminución presupuestaria en el ámbito de los servicios sociales, de forma que muestra su preocupación por el recorte a la teleasistencia o la ayuda a domicilio a mayores, recursos muy demandados en núcleos urbanos. Especialmente pesimista se muestra con respecto a la Ley de la Dependencia, ya que duda de que el PP quiera su continuidad.

Una vez formado el Gobierno de Rajoy, ¿hubo conversaciones entre PP y PSOE sobre cuestiones sanitarias y sociales?

Rosa Aguilar, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso.

Tengo que decir que, desgraciadamente, desde que se conformó el Gobierno del PP, no ha habido diálogo alguno. Ojalá hubieran decidido dialogar con los grupos parlamentarios porque yo soy de las que piensan que estamos en el momento de hacer política con mayúsculas, para buscar acuerdo y entendimiento. Con su mayoría absoluta, el PP no dialoga y gobierna a golpe de decretazo. Esto es malo para la ciudadanía y para los políticos que estamos al servicio de los ciudadanos.

Si se hubiese producido el debate parlamentario pertinente, ¿hubiesen aceptado algún punto del Real Decreto 16/2012?

El Gobierno, a través de decretos, está cambiando cuestiones fundamentales de la vida de cada ciudadano. En este caso, se trata de un cambio radical del modelo de salud que teníamos hasta ahora y que garantizaba la universalización de la sanidad, y derechos que de pronto nos han sustraído. El Gobierno no ha querido dialogar absolutamente de nada.

En el PSOE hemos propuesto al PP ahorrar 6.800 millones de euros en materia sanitaria sin tener que recortar derechos ni implementar ese repago de los medicamentos que tanto va a costar a las personas mayores y al resto de la ciudadanía. Hay otras fórmulas para ir hacia la eficiencia y eficacia sin tener que acudir al recorte. Sin dialogar con nadie lo que está consiguiendo es una absoluta soledad y además, afectar los derechos de las ciudadanas y ciudadanos, cuando España tiene un servicio de salud referente en Europa.

En el fondo de todo esto lo que hay es una opción ideológica, y se pretende privatizar para que al final, quede una sanidad residual para quienes no tienen medios económicos.

¿No estarían dispuestos a negociar ninguno de sus puntos?

El que no ha estado dispuesto a dialogar es el Gobierno. Se podría haber tramitado como proyecto de ley en el Congreso de los Diputados, que es donde reside la soberanía popular. Cuando hemos puesto encima de la mesa nuestro plan de ahorro, el Gobierno no ha querido dialogar, está cerrado a cal y canto, incluso en momentos tan importantes como los que vive el país. Hay que demostrar a la ciudadanía que los políticos estamos a su servicio.

¿Les salen las cuentas de ese ahorro que prevé el Ministerio de 7.000 millones de euros?

Nos salen las cuentas de un ahorro de 6.800 millones. Punto a punto, hemos puesto encima de la mesa cómo se podrían ahorrar. Por eso entendíamos que había espacio para tramitar como proyecto de ley un RD que viene a cambiar el modelo. El problema es que se pone de manifiesto que el PP utiliza la crisis para cambiar el modelo sanitario y educativo. Su respuesta siempre es el silencio.

El problema, la falta de diálogo por parte del PP.

Las reevaluaciones piloto en Castilla-La Mancha.

¿Cree que el Ministerio pone más empeño en el mensaje sanitario que en el social?

Efectivamente, en estos últimos meses se ha hablado mucho más de lo que es la sanidad porque están cambiando el modelo, desmantelando la sanidad que teníamos. Cuando llegue el mes de septiembre, y tengamos que pagar lo que nunca hemos pagado, y haya personas a las que se les retire la tarjeta sanitaria, nos daremos cuenta de lo que está pasando.

El cambio de modelo se pone claramente de manifiesto en Castilla-La Mancha, donde la señora Cospedal ha cerrado hospitales público para licitarlos y entregarlos a la iniciativa privada. Por la puerta de atrás, el PP ha colado unos recortes tremendos en lo que significan los servicios sociales y la Ley de Dependencia; un hachazo mortal. Yo temo ahora por la Ley porque al PP nunca le gustó el reconocimiento al derecho de los ciudadanos dependientes para que pudiesen estar atendidos. Han quitado de un plumazo 283 millones de euros del Nivel Acordado de la norma, así que podemos estar en el principio del fin de la Ley de la Dependencia, afectando además a miles de empleos.

Teniendo en cuenta que la competencia de la Dependencia es autonómica, no estatal… ¿Suplirán las autonomías los fondos en un momento tan difícil?

El Nivel Básico de la Ley se mantiene a duras penas en los Presupuestos Generales del Estado, pero como es un crédito ampliable, se juega con ello por parte del Gobierno, dando cifras que no corresponden a la realidad. El Nivel Acordado, en el que el Gobierno aporta el 50 por ciento, ha desaparecido. Esto quiere decir, en primer lugar, que no van a entrar nuevas personas en el sistema, porque el Gobierno ha suspendido el calendario para los dependientes moderados en Nivel II. Así ha dado un golpe de tuerca más en los PGE. Además, los que ya estuvieran evaluados a 31 de diciembre de 2011, tampoco van a cobrar nada, salvo aquellos que tuvieran resolución expresa, que son prácticamente ninguno.

Van a dejar la Ley en vía muerta; en total 566 millones de euros eliminados. Otro elemento añadido es la prevención o envejecimiento activo para prevenir la dependencia, de forma que alargue su llegada sobre los mayores. Se ha recortado un 50 por ciento la ayuda a domicilio, y la teleasistencia, tan importante para los mayores, se ha recortado en un 90 por ciento. Esto quiere decir que muchas personas se van a quedar abandonadas a su suerte. Al Plan de Discapacidad, se ha dedicado cero.

Es tiempo de perfeccionar la Ley de Depdencia.

Aguilar apuesta por buscar el consenso.

¿Y el mensaje que se da desde el Ministerio de que 6 euros de cada 10 van a la Dependencia…?

Tenemos un 0,64 del PIB destinado a Dependencia, más de 700.000 personas dependientes como consecuencia del reconocimiento del derecho de esta Ley. Si una sociedad no es capaz de reconocer y atender a sus mayores en aquello que necesitan, ni darles la oportunidad de integración a las personas con discapacidad, ni atiende una mano a las personas dependientes, es que hemos perdido algo esencial en el ser humano que son los valores que nos hacen caminar. Detrás de todos los recortes y medidas del Gobierno del PP hay una gran OPA ideológica sobre los valores de solidaridad e igualdad. No se deben tocar los derechos fundamentales de la ciudadanía. Hay que optimizar en la gestión, ser eficaces, saber ahorrar y gastar menos, pero eso no significa recortar ni perder derechos.

Lea la noticia completa

Vea la entrevista completa