16 dic 2018 | Actualizado: 10:00

Cada año 15.000 recién nacidos se someten al Programa de Cribado Neonatal

El Hospital Universitario Miguel Servet es designado centro de referencia

jue 19 mayo 2011. 14.02H

Redacción. Zaragoza
En el marco de las estrategias de salud, del Departamento de Salud y Consumo inicio en 2009 el Programa de Cribado Neonatal Ampliado, tras la implantación de una novedosa tecnología, el espectrofotómetro de masas en tándem, y la designación del Hospital Universitario Miguel Servet como centro de referencia.

Concepción García, de la Unidad de Metabolopatías del Miguel Servet; José Ignacio Gaspar, jefe de Servicio de Planificación y Aseguramiento del hospital; Ana María Sesé, gerente del Servicio Aragonés de Salud, y Víctor Solano, gerente del Sector Sanitario II Zaragoza.

El objetivo del programa es la detección precoz de una treintena de enfermedades metabólicas en los recién nacidos y, de este modo, iniciar cuanto antes los tratamientos terapéuticos que eviten posibles daños irreversibles y severos para los bebés.

Anualmente, unos 15.000 recién nacidos en los hospitales públicos y privados aragoneses, así como en otras comunidades autónomas, y los nacidos en La Rioja, se someten a esta prueba. Con el cribado neonatal metabólico ampliado, Aragón se ha convertido en una de las únicas cuatro comunidades autónomas donde se realizan estas pruebas tan completas.

Desde septiembre de 2009, la Unidad de Metabolopatías del Hospital Universitario Miguel Servet ha diagnosticado 20 casos de enfermedades en recién nacidos gracias al programa de cribado neonatal ampliado.

La importancia de este cribado neonatal radica en que sin ese diagnóstico, esos 20 niños, que han nacido sin sintomatología alguna, estaban abocados a la muerte o a sufrir lesiones cerebrales que les generase gran incapacidad en la mayoría de los casos.

La nueva técnica aplicada mejora y amplía la conocida popularmente como “prueba del talón”. Consiste en la extracción de una muestra de sangre del talón cuando el pequeño tiene dos días de vida. La muestra se seca en un cartón especial con el que se llevan a cabo todas las determinaciones gracias a la espectrometría de masas, una tecnología de última generación que permite obtener los niveles de hasta 43 parámetros de cada bebé en tres minutos.

Para implantar este programa en toda la red pública de Aragón, el Servicio Aragonés de Salud, a través de su Centro de Gestión Integral de Proyectos Corporativos, ha desarrollado una aplicación informática que coordina todo el sistema de petición de pruebas, la consunta on-line de resultados y el proceso de información a los padres de una forma rápida, confidencial y segura.