18 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Martes, 12 de junio de 2012, a las 22:39

Faustino Blanco.

Redacción. Oviedo
El consejero de Sanidad se ha comprometido a que los sacrificios que se hagan en materia sanitaria para garantizar la reducción del déficit público tengan el menor impacto posible en el empleo. Faustino Blanco, que se ha reunido por primera vez con los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial (Usipa-Sicepa, USAE, Satse y Simpa), les ha manifestado que “atravesamos una situación económica complicada con exigencias de reducción del déficit público que inevitablemente tendrán repercusión en el ámbito sanitario”.

El consejero ha anunciado que habría sacrificios, aunque es voluntad de su Departamento procurar una política realista con el menor impacto posible en el empleo. Asimismo ha asegurado que no entra en sus previsiones un nuevo recorte salarial. Blanco ha manifestado su apuesta por el diálogo y la flexibilidad.
A la pregunta del Simpa sobre las responsabilidades de la gestión de personal Blanco ha afirmado que residirán en el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) y no en Función Pública, y las de Formación también.

El Simpa ha manifestado su agradecimiento al nuevo consejero por la rapidez con que ha atendido la petición de reunión, y ha ofrecido su colaboración “para abordar los difíciles retos que nos esperan”.