13 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Bellvitge aplica radioterapia interna en la cirugía de cáncer de mama para reducir toxicidad

Entre otras cuestiones, permite actuar sobre el lecho tumoral durante la operación

Martes, 03 de febrero de 2015, a las 18:23
Redacción.Barcelona
La Unidad Funcional de Mama del Hospital de Bellvitge y del Instituto Catalán de Oncología (ICO) de L'Hospitalet de Llobregat ha incorporado un nuevo procedimiento que permite aplicar radioterapia interna durante la cirugía del cáncer de mama, reduciendo la toxicidad y la duración de la terapia.

Alfredo García Díaz, gerente del Bellvitge.

En concreto, la Unidad Funcional de Mama ha empezado a utilizar esta técnica con pacientes de más de 45 años y con un tumor de menos de 3,5 centímetros. Y es que, en los casos de poco riesgo, este procedimiento permite ahorrar la posterior radioterapia convencional que implica ir al hospital diariamente durante siete semanas.

La coordinadora de la Unidad Funcional de Mama, Maria Jesús Pla, ha explicado que la radioterapia intraoperatoria, aquella que se aplica inmediatamente después de la extirpación del tumor,  "tiene menos efectos estéticos y menos toxicidad sobre los órganos como el pulmón o el corazón”.

Además de que “permite localizar muy bien el lecho tumoral y hacer un tratamiento inmediato en el mismo momento de la cirugía, sin dar tiempo a que crezcan eventuales células tumorales residuales", ha apuntado. En este punto, Pla ha destacado la importancia de poder actuar sobre el lecho tumoral en el mismo momento de la operación "ya que es donde se reproduce el tumor en un 90 por ciento de los casos de reaparición del cáncer".

Por su parte, el jefe del servicio de Oncología Radioterápica del ICO, Ferran Guedea, ha apuntado que "a igual supervivencia y recidivas que la radioterapia externa, la radioterapia intraoperatoria tiene una menor toxicidad y ofrece una mejor calidad de vida a los pacientes, ya que la mayoría no tienen que volver tras la operación a someterse a radiaciones durante siete semanas".

De los 450 pacientes que cada año trata la Unidad Funcional de Mama, unos 75 se someterán a la radioterapia intraoperatoria, que será el tratamiento único en el 85 por ciento de los casos, mientras que el 15 por ciento restante  tendrá que pasar también por la radioterapia externa, aunque con menos sesiones.