Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

2013: el año de los ERE sanitarios

Las suspensiones de contrato, por encima de 3.000, han subido un 75 por ciento

Domingo, 02 de marzo de 2014, a las 20:21

Carlos Cristóbal. Madrid
El número de profesionales pertenecientes al sector de actividades sanitarios y servicios sociales afectados por algún tipo de regulación de empleo ha superado la ‘barrera’ de los 6.000. En concreto, y según el avance de la estadística anual elaborada desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la cifra exacta se sitúa en 6.260, superando en más de un millar el dato del año anterior.

Regulaciones en el sector de actividades sanitarias y servicios sociales en 2013. Fuente: Ministerio de Empleo.

El número total de regulaciones supera en casi un 21 por ciento el de 2012, cuando gracias a una caída del 20 por ciento se quedó en 5.181. Aplicado al ámbito real, la tendencia se traduce en 1.079 regulaciones más que las realizadas solo un año antes. Dentro de ellas el tipo de regulación más numeroso es el de la suspensión de contrato, que se ha incrementado por encima del 75 por ciento para situarse en los 3.041 casos. En el lado opuesto se encuentran los despidos colectivos y las reducciones de jornada, que han experimentado ligeras mejorías (7,5 y 6,2 por ciento, respectivamente).

En el empeoramiento del dato anual ha tenido mucha ‘culpa’ el sector de las actividades sanitarias con 2.805 regulaciones, un 27 por ciento más. En este grupo concreto se llevan ‘la palma’ las reducciones de jornada (1.284), seguidas de las suspensiones de contratos (1.129) mientras que los despidos colectivos se quedan cerca de los 400.
En lo que a los servicios sociales se refiere, los ERE han afectado bastante más a los profesionales que desarrollan su actividad fuera de establecimientos residenciales (2.042) que a los que sí lo hacen (1.413). El tipo de regulación más frecuente para ellos es, lógicamente, la suspensión de contrato (1.487), mientras que en el de los trabajadores de residencia se ha optado por el despido colectivo (615) en mayor medida.

La industria de fabricación de medicamentos no es ajena a esta realidad, si bien es cierto que en su caso las cifras han mejorado respecto a 2012. En total se han visto afectados 856 trabajadores,  415 menos que el año anterior, con la suspensión de contratos como método más recurrente (543). A ellas hay que sumarle 287 despidos colectivos y 26 reducciones de jornada.


ENLACES RELACIONADOS:

Los ERE del sector sanitario se reducen un 33 por ciento (24/01/14)