Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Dolores del Pino: “Los nefrólogos somos unos desconocidos en España”

Desde la Sociedad Española de Nefrología se proponen dar a conocer la especialidad para incentivar su elección entre los jóvenes.

Domingo, 15 de marzo de 2015, a las 13:00
Lorena Martínez. Madrid
“La Nefrología es un área desconocida”, este es el único motivo que considera María Dolores del Pino y Pino, presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) para explicar la falta de interés por esta especialidad entre los estudiantes de Medicina. “Vamos a ir a las facultades, vamos a estar con los alumnos y vamos a explicarles esta especialidad, hacerles ver que no es tan complicada”, anuncia la responsable.

María Dolores del Pino, presidenta de la SEN.

Del Pino se muestra en todo momento optimista. “Si conseguimos que nos conozcan,  la Nefrología se convertirá en una de las primeras elecciones tras el examen MIR”, declara. Una misión que gana importancia ante el contexto actual, en el que, tal y como reconoce la especialista,  los nefrólogos no abundan en las plantillas de los centros sanitarios españoles. “Faltan nefrólogos. Las plantillas están muy, muy reducidas y aunque la situación económica no sea la mejor es necesario prestar atención a los recursos humanos, pues solo así se pueden cubrir las necesidades en cuidado renal de la población”.

Con respecto a la polémica alrededor de la nueva troncalidad, Del Pino menciona la elaboración de un programa conjunto con la Comisión Nacional de la Especialidad y defiende una especialización no inferior a cinco años, pues de lo contrario “no podremos aportar una formación adecuada a los futuros nefrólogos”.

Desde la SEN reconocen que el abordaje de la enfermedad renal crónica en España es una realidad ‘novata’. “Los especialistas ya se están concienciando”, considera la doctora, quien recuerda el documento de consenso elaborado en 2014 por parte de 10 sociedades científicas dispuestas a informar y formar sobre la detección y progresión de la patología. En este camino se orienta asimismo la colaboración de la SEN en la elaboración de una estrategia nacional que, “ya está elaborada” y espera ser tratada “cuanto antes” en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

La cronicidad es un reto al que los nefrólogos no resultan ajenos. “Hay que aumentar el presupuesto en prevención y redistribuir los servicios para garantizar una atención integral al paciente crónico que incluya cuidados psicológicos para él y para su familia”. No obstante, Del Pino insiste en la prevención como piedra angular del proceso, en el que se debe prestar especial atención a la población de riesgo, entre la que se encuentran patologías relacionadas como la diabetes, la obesidad y la hipertensión.