10 dic 2018 | Actualizado: 12:40

“La sanidad no ha sido ni será parte de ningún acuerdo de libre comercio”

Cualquier decisión sobre los sistemas públicos de salud compete “a los gobiernos nacionales”

jue 05 febrero 2015. 18.20H
Redacción. Madrid
La Comisión Europea ha emitido un comunicado en el que niega tajantemente que la sanidad vaya a ser parte del Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (TISA, por sus siglas en inglés) que negocia con EEUU y otros países. “La Unión Europa (UE) nunca ha adquirido compromisos en relación con los sistemas sanitarios públicos o la portabilidad del seguro en ninguno de sus acuerdos de libre comercio”, indica, y asegura que no tiene intención de hacerlo en el futuro, ni en TISA ni en el Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión  (TTIP) que negocian exclusivamente EEUU  y la UE.

Cecilia Malmström,
comisaria de Comercio.

De este modo, la Comisión sale al paso de la filtración, de la que se han hecho eco distintos medios europeos (en España, eldiario.es), de un documento que ponía sobre la mesa la posibilidad de que los pacientes pudieran ser tratados en otros países con parte de los gastos sufragados por el sistema nacional de salud o la aseguradora privada de origen. En este sentido, la Comisión señala que el hecho de que otros implicados en estas negociaciones puedan hacer presentaciones al respecto no significa que sean automáticamente sometidos a discusión o tomados en consideración por la UE.

Además, la Comisión recalca que, en sus acuerdos comerciales, la UE siempre subraya su “compromiso” con la protección de los servicios públicos a todos los niveles de gobierno. “Cualquier decisión de desregular, privatizar o traer a la esfera pública estos servicios es competencia de los gobiernos nacionales y autoridades locales”, señala el comunicado, algo que TISA “no cambiará”. Además, recalca que tampoco exigirá a los países miembros de la UE o a los servicios públicos de salud que “sometan nada a un contrato privado”.

En relación con esta filtración, la comisaria de Comercio, la sueca Cecilia Malmström, ha subrayado que “bajo ninguna circunstancia propondría un acuerdo comercial que incluyera cláusulas acerca de la portabilidad del seguro de salud”, algo que en su opinión no es una “cuestión comercial”. “La Comisión no comprometerá el alto nivel de los servicios públicos de salud en un acuerdo comercial”, concluye la comisaria.  

ENLACES RELACIONADOS:

El efecto del TTIP en sanidad inquieta a Europa (13/01/15)

La UE deja en manos de los países abrir su sanidad a la inversión estadounidense (10/10/14)