Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:50

Cómo pasan los hospitales del SNS la ola de calor

Muchos aparatos de climatización de los edificios están anticuados y la vestimenta que utilizan es la misma el resto del año

Sábado, 11 de julio de 2015, a las 11:11
Cristina Alcalá. Madrid
La llegada del verano y las cada vez más intensas olas de calor que trae consigo complican el trabajo para numerosos sectores, que tienen que compatibilizar las altas temperaturas con las tareas diarias. Y el sanitario no iba a ser una excepción.

Antonio Cabrera y Fernando Molina, responsables de sanidad de CCOO y CSI-F, respectivamente.

Los médicos, enfermeros y demás personal que trabajan en centros de salud y hospitales públicos continúan estos días realizando sus actividades cotidianas (consultas, intervenciones quirúrgicas, curas, etcétera), con la diferencia de que el escenario ya no es el mismo que meses atrás. Muchos edificios cuentan con aparatos de climatización antiguos, que no enfrían como deberían o se estropean con demasiada frecuencia, a lo que hay que sumar que la vestimenta que utilizan no se cambia por estas fechas, es decir, no utilizan batas y pijamas con tela más fina y ancha, explica Visitación Vaqueros, responsable de Salud Laboral del UGT.

“Por lo general, los aires acondicionados de los hospitales no se han renovado. Solo en los quirófanos y UVI, dadas sus características, cuentan con una correcta climatización”, comenta la sindicalista. “Eso se debe a que España no cuenta con un protocolo específico para aplicar en sanidad ante cambios bruscos de temperaturas, sino que son los propios profesionales los que aplican medidas por ellos mismos en base a la lógica. La Administración protege poco al trabajador en este sentido”, remarca.

Para intentar erradicar este problema, la Consejería  de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha recientemente un plan de choque para afrontar las olas de calor que azotan a la región en estos días. Esta hoja de ruta contempla las actuaciones que estaban ya recogidas en el Plan de Alerta y Prevención de los Efectos en Salud de las Olas de Calor de 2015 para afrontar la situación que tiene Madrid de alerta máxima, como el aumento de teleoperadores o profesionales de la Medicina y Enfermería, que atiendan a la población de mayor riesgo.

Estrés térmico sanitario

Hidratarse más, comer alimentos más ligeros o evitar salir a la calle en las horas de mayor calor son algunas de las medidas que llevan a cabo estos trabajadores. Sin embargo, es inevitable que estos días de calor afecten severamente al trabajo de médicos y enfermeros, que pueden sentirse más agotados, irritados, o sufrir bajadas de tensión y mareos durante su actividad. Una circunstancia que Vaqueros califica de “estrés térmico”. “El verano es el momento en el que hay menos enfermos, se cierran algunas plantas de los hospitales, se agrupan los pacientes y trabajan menos efectivos, lo que genera mayor estrés para los sanitarios que atienden”.

Además, si la asistencia se da de puertas para fuera del hospital, como es el caso de los profesionales del Servicio de Urgencias, las precauciones deben ser mayores. “Para estos casos se suelen contar con unos chalecos más ligeros que les permitan mayor movilidad sin asfixiarse de calor”, explica Antonio Cabrera, responsable de sanidad de CCOO. “Y tener el aire acondicionado de la ambulancia siempre encendido, claro”.

Mayores cuidados para los pacientes hospitalizados

Pero el aumento del mercurio no altera solamente a los profesionales, los pacientes hospitalizados tampoco se libran. Durante su estancia, los cuidados para estas personas suelen ser más exhaustivos, especialmente con los niños, las personas mayores y los pacientes más graves.

Para ello, los sanitarios inciden más en la hidratación, cambian los menús que ingieren por otros donde predominen los alimentos más ligeros y utilizan una ropa de cama más fresca, ya que en el descanso es fundamental en el proceso de recuperación del paciente. “Un enfermo que no descansa bien, no se recupera bien”, añade Vaqueros.

Y en aquellos casos en los que el centro no cuente con las condiciones necesarias para atender a los enfermos más graves, el hospital decide trasladarlos a complejo, informa Fernando Molina, responsable de sanidad de CSI-F.

ENLACES RELACIONADOS:

Sanidad activa el plan de prevención del calor (10/06/10)

Un folleto de UGT da consejos de salud laboral frente al calor (21/07/10)