16 nov 2018 | Actualizado: 00:00
Miércoles, 21 de noviembre de 2012, a las 18:09

primer plano
II JORNADA del foro SOBRE RETRIBUCIONES Y modos del gestión del médico
La OMC no aceptará la imposición del modelo retributivo
Como variables de productividad apuestan por categoría, funciones y obligaciones, y resultados en salud


María Márquez / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
El borrador del nuevo modelo retributivo que consensúan desde febrero Ministerio y consejerías se encuentra a la espera de su aprobación definitiva al margen del conocimiento de la Organización Médica Colegial (OMC), que este miércoles dedicaba una jornada específica a esta cuestión. Tal y como ha apuntado el secretario general de la entidad, Serafín Romero, la profesión médica no aceptará que “se ligue a otros oficios sanitarios” ni que se imponga sin acuerdo. Romero pide, como voz de la OMC, una retribución “específica y conceptual, y legalmente distinta del resto de profesiones”.

El secretario general de CESM, Francisco Miralles, ha sido el encargado de moderar la primera Mesa de la jornada, 'El modelo retributivo del médico', en la que han participado Juan Carlos Sánchez de la Nava, secretario general de CESM Navarra (dcha); Mariano Muñoz, vocal de Hospitales del Colegio de Murcia (izq); y Serafín Romero, secretario general de la OMC.


El riesgo del nuevo modelo sanitario para Serafín Romero.

Categoría, funciones y/o obligaciones y resultados en salud son las tres variables de productividad que contemplaría el Consejo Estatal de Colegios, incluidas en unos márgenes de entre el 20 y el 30 por ciento, siempre que no supongan un recorte al actual sueldo base, sino un plus de mejoría. Este cambio que ha recordado Romero en voz del Foro de la Profesión Médica conllevaría a una “mayor satisfacción del profesional y un mayor rendimiento”. El testigo de Romero lo ha cogido Mariano Muñoz, vocal de Hospitales del Colegio de Médicos de Murcia (COM), para quien todo indica que el acuerdo de las autonomías y Ministerio “no será el que el médico quiere”. Sí estarían de acuerdo en torno a la necesidad de simplificar el modelo actual y aumentar el componente variable, pero no en que la medida se tome en función del techo de gasto. “No queremos cambiar el modelo a cualquier precio”, ha resaltado Muñoz. Basándose en estudios realizados hasta la fecha, el vocal del COM ha planteado una ecuación ‘ideal’ basada en una retribución anual de 31.000 euros a la que se añadirían trienios (4.776 euros) y “extras”. Al respecto, el secretario general de CESM-Navarra, Juan Carlos Sánchez de la Nava, ha resaltado las importantes diferencias actuales tanto en las cifras del complemento de productividad variable en la Atención Primaria y Hospitalaria, como en las retribuciones básicas, con diferencias que pueden llegar al 40 por ciento.

En la segunda Mesa, 'Gestión de Participación del Médico' el papel de moderador ha correspondido a José Manuel Bajo Arenas, presidente de Facme. En ella han participado Carlos Macaya, vicepresidente de Facme (dcha); José Luis Aguayo, jefe de Servicio de Cirugía General del HMM Murcia; Julián Ezquerra, secretario general de Amyts; y el exsubsecretario de Sanidad y jefe de Servicio de Nefrología del Complejo Hospitalario de Toledo, José Luis Conde (izq).


La gestión pública puede obtener buenos resultados

La actualidad informativa ha hecho que la segunda Mesa, de ‘Gestión de Participación del Médico’ haya derivado irremediablemente hacia la conveniencia del modelo de gestión privada. Para José Luis Conde, exsubsecretario de Sanidad y jefe de Servicio de Nefrología del Complejo Hospitalario de Toledo, es necesaria “una evaluación serena y no sesgada” para decantarse por la opción de provisión pública o privada, al tiempo que ha reseñado la importancia de crear una Agencia Independiente Suprarregional para evaluar resultados asistenciales y económicos, ya que en estos últimos el profesional sanitario debería tener más que decir.

La Administración pública también puede ser eficiente.

La responsabilidad de los gerentes, según Macaya.


Para el vicepresidente de Facme, Carlos Macaya, el modelo hospitalario debe cambiar porque si su productividad no mejora “no sobrevivirá”, sin embargo ha matizado que el protagonismo de los clínicos sería la clave y no la tendencia hacia un modelo privatizador. En esta línea también se ha manifestado José Luis Aguayo, jefe de Servicio de Cirugía General del HMM Murcia, quien ha abogado por la gestión clínica pública ya que confía “en que puede mejorar sus resultados clínicos en calidad y eficiencia a partir de una mayor implicación de autoridades y profesionales”. Además, Aguayo ha subrayado el hecho de que no existen “evidencias” de que otras fórmulas de gestión alternativa sean “más eficaces”. El último en intervenir ha sido Julián Ezquerra, secretario general de Amyts, quien ha ahondado en estas ideas añadiendo que los “nuevos modelos de gestión” no dan solución “per se a los problemas detectados”, a lo que suma que “no existen diferencias consistentes entre modelos en lo que se refiere a resultados en salud, funcionamiento e indicadores económicos”. Pesimista con el papel de la Administración pública, Ezquerra ha echado en cara a las autoridades el “claudicar” ante la gestión para cedérsela a la entidad privada.

En primera fila, representación del Foro de la Profesión Médica, de izquierda a derecha: Alfonso Moreno, presidente del Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud; Enrique Lázaro, presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina; José Manuel Bajo Arenas, presidente de Facme; el secretario general de CESM, Francisco Miralles, y el secretario general de la OMC, Serafín Romero.

En la imagen de la izquierda, Jerónimo Fernández Torrente, vicesecretario de la OMC; José Manuel Bajo Arenas, presidente de Facme, y el presidente del CEEM, Enrique Lázaro. A continuación, Lorenzo Arracó, secretario general de CESM Aragón y tesorero de CESM.

Levy Cabrera, secretario general de CESM Canarias, junto a Manuel Carmona, vocal de Medicina Privada por Cuenta Propia de la OMC. A la derecha, Vicente Matas, vocal de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Granada y Salvador Galán, secretario general del Colegio de Médicos de Granada.