Redacción Médica
15 de octubre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
La Revista

¿Son eficaces los incentivos para atraer médicos a las zonas rurales?

La opción de permitir a los médicos elegir los horarios de consulta crea división entre el colectivo

¿Son eficaces los incentivos para atraer médicos a las zonas rurales?
Esther Ortega
Sábado, 22 de septiembre de 2018, a las 20:00
La escasez de médicos en zonas de difícil cobertura tiene en jaque a todos los sistemas de salud de las comunidades autónomas, que se afanan en buscar soluciones para incentivar a los profesionales a trasladarse allí. Se han puesto en marcha distintas fórmulas para paliar este déficit, pero ninguna parece erradicar el problema. La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha sido la última en anunciar nuevas técnicas y es que ha preparado un decreto que presentará a los sindicatos a finales de este mes en la Mesa Sectorial, que busca incentivar a los médicos no solo con mejoras económicas, sino también organizativas. Entre las medidas que plantea está la posibilidad de elegir el horario para pasar consulta en el centro médico, una propuesta que no todas las voces médicas han acogido por igual, ya que muchos ponen en duda su eficacia. Esta idea, advierten los profesionales sanitarios, también está siendo contemplada en otras consejerías como Andalucía o Aragón.

"Nos parece que es un problema de difícil solución. Hay que incentivar a los médicos desde varios puntos de vista. Uno de ellos podría ser que fueran ellos quienes eligieran sus horarios, siempre que cumplan sus siete horas de jornada ya sea de mañana o de tarde", explica Soledad Guillén, delegada del Sindicato Médico CESM Murcia y vocal del Colegio de Médicos de la ciudad, que añade: "A nosotros nos parece bien porque la población estaría atendida, que es lo más importante, pero el médico tendría esa posibilidad".

LEGISLACIÓN NACIONAL

Guillén se muestra positiva ante la medida. "Yo creo que sí sería factible porque los médicos, en Murcia, han pasado consultas, por ejemplo, en turnos deslizantes: Un día a la semana pasa consulta por la tarde, así el vecino que sabe que no puede ir a consulta por la mañana, sabe que tiene una tarde disponible", ejemplifica la delegada sindical, disgustada con los cambios en esta materia: "Luego con los recortes, quitaron los turnos deslizantes y la población se quejó al no poder tener esa facilidad para ir al médico una tarde. Se protestó y ahora quieren volverlas a poner".


"Todas las comunidades están ahora con ese tema porque es un problema a nivel nacional"


La escasez de profesionales en zonas rurales es común en todos los territorios. "Todas las comunidades están ahora con ese tema porque es un problema a nivel nacional, no es un tema solo de Castilla y León. Aquí en Murcia también estamos trabajando en las reuniones con la administración sobre ese tema. Nosotros, por ejemplo, tenemos la puntuación en bolsa para que en los sitios de difícil cobertura se puntúe un poco más, hasta 1,25 por mes trabajado. También en Andalucía y Aragón hay proyectos así. Hay comunidades que lo tienen más avanzado pero todas estamos trabajando en ese sentido", se alegra Guillén, que cree que al final las comunidades copiarán el modelo más efectivo.

"Si lo hiciese de alguna forma el Ministerio de Sanidad sería estupendo, porque así no tendría que hacerlo cada consejería", propone la delegada, que cree que es una cuestión compartida: "El Ministerio, hasta la fecha, se inhibe de todos esos problemas. Pero podría hacer muchas cosas, como con el tema de las agresiones, que podría hacer una ley a nivel nacional que cubra a todas las comunidades".

PiAntonio Cabrera, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO

GARANTIZAR LA ASISTENCIA

Antonio Cabrera, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO) recibe con agrado la propuesta "siempre y cuando las peticiones de los facultativos se adecúen a la necesidad de la población. Nosotros no vamos a poner problemas porque debe prevalecer la opinión del sanitario pero más las necesidades de los vecinos, a ver si la van a poner a las 11 de la noche cuando la población no puede acudir", alerta Cabrera, que insiste en encontrar el equilibro para conseguir el bienestar para pacientes y médicos.

"Siempre hemos dicho que tiene que ser de común acuerdo entre la organización de la empresa y los profesionales. Si hay acuerdo muchísimo mejor porque es más fácil hacer las cosas, pero deben prevalecer las dos cosas, ni que se imponga un horario ni que sea el médico quien lo decida, hay que consensuar con los vecinos y conocer las necesidades de la población", advierte.

LA VOZ DE LA EXPERIENCIA


"No creo que esto solvente el problema en las zonas de difícil cobertura"


Los profesionales que ya trabajan en este tipo de áreas dudan de la eficacia de un incentivo como este a la hora de atraer a más profesionales. "No creo que esto solvente el problema en las zonas de difícil cobertura. Ahora hay traslados y en los tres pueblos que hay que están interinos, no nos los ha pedido nadie, ¿quién va a pedir esto?", ilustra Félix Peña, coordinador del Centro Salud Monreal del Campo (Teruel), que cuestiona la posibilidad de llevar a término la propuesta comtemplada en el decreto.

“No sé hasta qué punto es viable dejar que cada uno ponga su horario, es como si yo dijera que voy a pasar de 8 a 9 de la tarde, hay un horario que es de 8 a 3”, bromea Peña, que también analiza las posibilidades: “Yo ahora mismo estoy en Bañón y no voy a poner la consulta de 8 de la mañana a 9 y media porque la gente duerme".

Para él, la solución estaría en el consenso. "Habría que buscar un horario que sepas que no hay problema, siempre y cuando sea de ocho a tres. Los horarios de consultas claro que lo ponemos nosotros, pero dentro de esa franja. Yo de 8 a 9 estoy en el centro, de 9 a 11 hago los domicilios y de 11 a 2 hago las consultas y después lo que quede por hacer. Así está en el programa que tenemos que presentar", recuerda el médico, que también cree que habría que estudiar el volumen de cada población

"Si tienes 500 habitantes, por ejemplo, tendrás que poner como mínimo, tres horas de consultas. Si tienes 100, puedes poner una, por ejemplo, puede ser un incentivo pero si se adapta a las características, se puede poner un horario siempre que sea viable", argumenta Peña, que no confía en el éxito de la propuesta: "No creo que sea una medida por la que muchos médicos vayan a querer venir a este tipo de zonas de baja cobertura".

COMPENSACIÓN

Para Pilar Rodríguez, vicepresidenta SEMG

Para Pilar Rodríguez, vicepresidenta SEMG, lo "importante es que se reconozca siempre el trabajo en situaciones de especial penosidad, algo que debe siempre compensarse y facilitarse", afirma con contundencia Rodríguez, que lo traslada a la medida de Castilla y León, considerándola oportuna: "Todo aquello que, por una parte, dé estabilidad para que la población tenga tener continuidad -que cuando hablamos de médicos de familia es básico- hay que reconocerlo y premiarlo", añade.

"Si consiste en dar una flexibilidad de horario que facilite el trabajo del profesional y el acceso al paciente, todos tenemos que estar de acuerdo. El problema es ver cómo se desarrolla, la idea puede ser buena siempre que se respete al profesional y al paciente", advierte la experta, que incide en que debe ser una mejora dentro de una serie de medidas: "Si es un punto más dentro de un conjunto de actuaciones, bien, si solo con eso pretendemos contentar al profesional y que todo mejore, parece que lo que lleva detrás es el hacer pequeños contratos y cubrimos cuatro horas aquí y otras cuatro en otro lado", denuncia Rodríguez, que coincide con su compañera al señalar que se trata de un problema común en todas las comunidades. 

"Lo que no puede ser es que estemos en un sistema de inequidades tanto para los pacientes como para los profesionales. De hecho seguimos teniendo un Interterritorial donde se deberían plantear estos temas de conjunto y un plan de actuación sobre los profesionales, el aprovechamiento de los recursos humanos y el desempeño en condiciones laborales adecuadas", espeta la representante, que añade: "Debería haber unos puntos en común, no puede ser que los esenciales no se respeten en todos los sitios. Tenemos que intentar converger hacia unos mínimos comunes y necesarios para trabajar con dignidad y adecuadamente. Las medidas aisladas no solucionan problemas complejos", sentencia.