18 abr 2019 | Actualizado: 20:30
La Revista

Tablillas y papiros: así nació la Medicina y el control de las enfermedades

Egipto fue una de las culturas que más se interesó por la Medicina en la antigüedad

Los restos más antiguos se han descubierto en restos óseos.
Tablillas y papiros: así nació la Medicina y el control de las enfermedades
sáb 26 enero 2019. 13.15H
Las enfermedades han acompañado desde siempre a la humanidad. Por ello, desde épocas primitivas, los seres humanos se las han ingeniado para poder luchar contra ellas. Sin embargo, no tenemos constancia de los 'tratamientos' que en etapas paleolíticas y neolíticas se llevaron a cabo para poder curar las heridas, fracturas y afecciones del día a día.

A pesar de ello, la Paleopatología, disciplina científica que estudia las enfermedades sufridas en la antigüedad, ha encontrado  evidencias de "lesiones, fracturas o tumores en huesos y restos de algunos animales", según ha explicado José Lázaro, profesor de la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid a Redacción Médica.

"Muchos de estos restos corresponden al periodo Neolítico y, en su mayoría, se han encontrado en animales", ha apuntado Lázaro. Sin embargo, también hay evidencias en seres humanos, aunque no son tan numerosos.


Egipto, Grecia y Mesopotamia


De épocas tan arcaicas no se tienen registros de las técnicas que se aplicaban los seres humanos para sanarse y es necesario desplazarse hasta Egipto, cultura milenaria que se interesó mucho por la Medicina, para encontrar algunas de las primeras. Gracias a su avanzada cultura, los egipcios registraron algunos de los métodos que utilizaban para sanar a sus ciudadanos. Por ejemplo, el papiro Ebers, datado en el siglo XVI a.C., describe numerosas enfermedades que abarcan campos tan dispares como la Oftalmología o la Ginecología.

No solo los egipcios se interesaron por la Medicina, del siglo VII a. C. datan un conjunto de 800 tablas de Mesopotamia que fueron descubiertas por un explorador británico a mediados del siglo XIX y que describen como era la salud de los habitantes de esas regiones y qué tratamientos aplicaban los sanadores para intentar curar a los ciudadanos. Asimismo, cabe destacar que en cuanto a representaciones gráficas, los griegos dejaron un buen número de ellas, tal y como ha confirmado Lázaro.

Poco a poco, la Medicina fue evolucionando. Primero se consiguieron sanar heridas y afecciones superficiales y, con el tiempo, empezaron a aplicarse ungüentos y sustancias que podían paliar los efectos de determinadas enfermedades. Sin embargo, no fue hasta siglos después cuando se produjo el desarrollo de las técnicas que conocemos hoy en día.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.