Primaria, clausuras y PCR: la exitosa receta asturiana contra el Covid-19

Tres expertos señalan a Redacción Médica cuáles han sido las claves para contener el coronavirus en la región

Daniel López Acuña, Concepción Saavedra y Sergio Valles.
Primaria, clausuras y PCR: la exitosa receta asturiana contra el Covid-19
vie 03 julio 2020. 10.55H
Asturias se ha convertido en la primera comunidad autónoma 'libre de coronavirus', un logro al que ha llegado tras el gran esfuerzo que han realizado los profesionales sanitarios, la Administración y, también, todos los ciudadanos.

Uno de los factores que han propiciado que la región se haya hecho con el título de 'libre de coronavirus' es el número de PCR. En el caso concreto del Principado ha sido de 120 pruebas por cada 100.000 habitantes, un hecho que ha permitido contener la epidemia en la comunidad.

Además, el Gobierno ha prestado mucha atención a Primaria, "un nivel asistencial que ha servido de muro de contención, logrando evitar una saturación de los hospitales y de sus UCI", tal y como ha señalado a Redacción Médica Daniel López Acuña, exdirector de Acción Sanitaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En este sentido, López Acuña ha destacado que el trabajo en conjunto de Atención Primaria y Salud Pública ha sido "esencial" para "detectar con rapidez los casos de coronavirus, realizar PCR, rastrear a sus contactos y evitar que los enfermos llegaran al hospital" si no era estrictamente necesario, ya que el objetivo era "evitar una saturación de los centros hospitalarios".

Es más, el Gobierno asturiano también se preparó por si el número de casos se disparaba y realizó "un plan de contingencia para poder reservar camas de UCI y de material sanitario" y, además, "se planificaron y montaron hospitales de campaña para evitar que el sistema se saturase".


Cierres estratégicos ante el Covid-19


Por otra parte, Concepción Saavedra, gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias, también ha recordado que en cuanto observaron lo que estaba ocurriendo en otras comunidades autónomas se adelantaron y cuando hubo un primer positivo en un colegio "se procedió a su cierre" para evitar un mayor número de contagios.

Saavedra ha explicado que para que la región se encuentre en la situación actual se ha apostado en todo momento por la "anticipación, planificación y prudencia", incidiendo en medidas como: el triaje, la atención telefónica desde Atención Primaria, el desarrollo de dobles circuitos en los hospitales y potenciando la atención domiciliaria siempre que fuese posible.


Extremar las medidas de vigilancia


Por otra parte, Sergio Valles, director general de Cuidados, Humanización y Atención Sociosanitaria del Sespa, ha puntualizado que la epidemia en la región no ha causado los mismos estragos que en otras CCAA porque Asturias tiene “un presupuesto en sanidad per cápita de 1.770 euros”, una cifra que permite al sistema disponer de más recursos ante este tipo de situaciones.

Además, para las residencias -uno de los mayores focos de contagio en todo el país- ya se disponía de un protocolo de actuación para proceder a “la intervención precoz en todos los centros en los que se detectaron casos”.

Por último, Valles ha asegurado que ahora mismo el Sespa se encuentra en una situación de "tensa calma, reforzando todos los dispositivos de vigilancia a fin de conseguir una detección precoz de futuros casos, que los habrá, para proceder a una intervención rápida y eficiente, a fin de controlar estos posibles brotes y evitar la transmisión comunitaria".
 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.