La Revista

Los centros sanitarios viven una situación sin precedentes: no va a haber relevo generacional de residentes

"Sin los MIR R1 y R5, los hospitales sufren un vacío muy negativo"
Jóvenes médicos (UIC Barcelona).


05 jun 2020. 09.00H
SE LEE EN 3 minutos
La historia del MIR vive una situación sin precedentes: no va a tener relevo generacional en los hospitales españoles. Esto es así porque, por una parte, los R4 y R5, según la especialidad, han finalizado su formación como médicos y ya han dicho adiós. Y, por otro lado, los R1 no se han incorporado aún. Esto significa que los centros sanitarios se quedan sin estos refuerzos en verano. 

La despedida en mayo de los MIR de cuarto y quinto año en mayo es algo normal y es una situación a la que los hospitales están acostumbrados, con el aumento de la carga laboral que conlleva para los que se quedan. Pero este año, el problema la falta de incorporación de los nuevos, debido a que la elección de plazas se realizará de forma telemática a partir del 26 de junio.

¿Cómo se van a apañar los hospitales ante esta situación? El jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital La Paz, Francisco Arnalich, explica a Redacción Médica que los centros van a estar entre cuatro y cinco meses sin R1 y R5, con el impacto sobre la carga asistencial que eso conlleva. "Este vacío es muy negativo para los servicios".

Cuenta que la ausencia de los R5 es "más drástica" y su falta se nota más en el hospital, porque estos jóvenes médicos no necesitan estar tan tutelados y son muy eficaces para el trabajo diario asistencial. Suponen un refuerzo necesario y, por ello, ha sido imprescindible que en algunos Servicios se hayan podido realizar contratos de adjuntos. Arnalich lo celebra, ya que "es un alivio".

Por otro lado está la no incorporación de los R1, que aunque su "impacto es soportable", ya que estos jóvenes tienen que estar muy tutelados y "no realizan una labor asistencial intensa", también su falta va a afectar al hospital. "Sobre todo va a haber un vacío en la docencia y en la ilusión de los R1 que va a impactar en los Servicios hospitalarios".

Pero también su ausencia se va a notar porque los R1 hacen guardias en Urgencias, tal y como explica a este medio Fernando Ramasco, jefe de Sección de Anestesiología y Reanimación del Hospital La Princesa, y hay que cubrir ese hueco. "Se ha resuelto gracias a la generosidad de los R2 y R3".


"Los MIR son sustrato imprescindible de la asistencia"


En este sentido, José Domingo Cubillana, jefe de Estudios del Área I del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, explica a Redacción Médica que la ausencia de los R1 es más cuantitativa que cualitativa. Manifiesta que su falta donde más se va a notar y va a ser más visible es "en el número de puertas de Urgencias".

De esta manera, aunque los residentes nuevos no trabajan igual que un especialista, es innegable que el hecho de que no se incorporen va a tener impacto en los Servicios. "Los MIR son sustrato imprescindible de la asistencia y sin ellos los hospitales se resienten", indica Cubillana.

No obstante, señala que los hospitales se van a saber adaptar, aunque con algunos cambios de configuración, a esta situación sin precedentes en la que no habrá relevo generacional, ya que "son estructuras vivas, con mucha capacidad de adaptación y sufrimiento". "Nos sabremos adaptar", apunta.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.