21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

Atlantis: la sanidad norteamericana del futuro que nace en España

Varios hospitales reciben a futuros alumnos de Medicina a través del programa formativo 'Atlantis'

Atlantis: la sanidad norteamericana del futuro que nace en España
José A. Puglisi
Comparte este artículo
Sábado, 08 de octubre de 2016, a las 20:00
En los pasillos de hospitales españoles se habla en inglés. A diario, los pacientes de los centros son testigos de cómo grupos de jóvenes caminan aceleradamente por su unidad de cuidados e intercambian pensamientos en la lengua anglosajona. Por la edad, se descarta que sean médicos o especialistas, pero su acceso a las áreas estratégicas del hospital también les descalifica como posibles visitantes. La curiosidad domina tanto a quienes circulan por las instalaciones como al propio personal sanitario, hasta que desde la dirección se aclara todo: son los estudiantes norteamericanos del proyecto ‘Atlantis’.

La iniciativa, que ha facilitado la presencia de centenares de estudiantes en el Sistema Nacional de Salud (SNS) provenientes de Estados Unidos y Canadá, consiste en recibir a posibles alumnos de los grados sanitarios para que comprueben de primera mano si se trata de su vocación, está dejando su huella en algunas de las comunidades autónomas, como Castilla-La Mancha, Aragón y Galicia. Una primera toma de contacto, en un entorno nuevo, como ‘aperitivo’ de lo que les espera si finalmente optan por la carrera médica.

El proyecto ‘Atlantis’, sin embargo, no solo beneficia a jóvenes norteamericanos, sino que también potencia el intercambio de conocimientos. Muchos de los alumnos han colaborado de forma voluntaria actividades académicas como clases de inglés al personal sanitario de los hospitales aragoneses, así como en la traducción de documentación en inglés o ayudar en labores básicas de los servicios asistenciales.

Los participantes buscan encontrar la vocación médica durante el mes que pasan participando en el día a día del hospital.

Ayuda bilateral

El espíritu de colaboración también ha quedado impregnado en el paso de los futuros estudiantes de Medicina norteamericanos por el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, que depende del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Durante su participación en el proyecto ‘Atlantis’, los alumnos han ofrecido al centro sanitario la posibilidad de organizar un curso online de inglés sobre Medicina (Smart English in Medicine) y poner en marcha actividades de conversación  ‘one to one’.

La colaboración, que realizaban durante su tiempo libre como observadores del sistema de salud, también incluía la realización de traducciones, presentaciones y el trabajo de apoyo que se organizaba en pequeños grupos y que mantenía una relación directa con los facultativos, así como con el personal de Enfermería del Hospital de Cuenca.

Casos de éxito del proyecto

En el Complejo Hospitalario de Pontevedra, por ejemplo, se ha acogido a un total 42 estudiantes provenientes de Estados Unidos. Su presencia se ha hecho notar, ya que por los pasillos de los centros de salud se veían a jóvenes profesionales que observaban todo el funcionamiento del hospital con profundo interés, como si buscaran en los detalles un punto decisión para su futuro profesional.

Los miembros del proyecto en el Hospital Virgen de la Luz (Cuenca).

Durante un período de cinco semanas, fueron rotando los alumnos norteamericanos en parejas por las diferentes unidades, lo que les permitió conocer, muy de cerca, cómo es el funcionamiento del servicio de Cirugía General y Digestiva, Urología, Ginecología, Digestivo, Anestesiología, Otorrinolaringología, Dermatología, Medicina Interna. Por si fuera poco, también se les habilitó el acceso al centro de salud de La Parda, donde han logrado tener contacto con diversas especialidades que, hasta el momento, desconocían.

"El programa en Pontevedra fue todo un éxito, los estudiantes que nos visitaron quedaron muy contentos y, sin duda, para ellos supuso una experiencia única", precisa la responsable del proyecto en la ciudad de Lérez, Silvia Pinilla. En este sentido, indica que los alumnos participantes “mantuvieron un trato próximo y estuvieron dispuestos a ayudar a los estudiantes en todo momento, de esta manera fue posible que la parte más importante de nuestro programa, la observación de las prácticas hospitalarias, fuera excelente”.

las tres 'patas' que sujetan el proyecto
La iniciativa internacional está sustentada en tres grandes pilares. En el primero se están desarrollando proyectos de consorcios de títulos transatlánticos, donde se pueden optar a becas de movilidad para estudiantes, docentes y personal administrativo relacionado con las titulaciones dobles o denominados “títulos transatlánticos”. Otra de las bases son los proyectos de movilidad a favor de la excelencia, donde se financian proyectos internacionales de desarrollo curricular que impliquen una movilidad transatlántica a corto plazo. Finalmente, hay algunas medidas de orientación política, que trabajan en mejorar la colaboración en el ámbito de la educación superior y la formación profesional.
Dejando una buena impresión en el Complejo Hospitalario de Pontevedra, los futuros estudiantes de Medicina tuvieron la oportunidad de comparar el modelo español con el norteamericano, así como adquirir conocimientos básicos que les serán de utilidad en la prueba de admisión al grado sanitario. De ahí que durante su estancia estuvieran bajo la supervisión de un profesor, que les guió durante las prácticas en los hospitales con los que se buscaba prepararles para la selectividad.

Las futuras batas blancas de Carolina del Norte

El Hospital de Albacete también a acogido a estos potenciales médicos.

Así como en Galicia, el gobierno de la comunidad autónoma de Aragón también firmó un acuerdo con el St.Mary'sInstitute de Belews Creek (Carolina del Norte), entidad que gestiona desde Estados Unidos el ‘Proyecto Atlantis’. En este caso, se organizó que la estancia y rotaciones por el sistema sanitario tuvieran una duración máxima de cuatro semanas, coincidiendo con las vacaciones que tienen estos futuros médicos en Estados Unidos.

En el caso de Aragón se ha aclarado que los estudiantes no realizarán ningún tipo de prácticas, pero sí tendrán total acceso para observar el trabajo cotidiano de los facultativos. En este sentido, su presencia no dejará marcada las finanzas de la sanidad pública, debido a que el coste de la póliza de seguro obligatoria para venir a España será cubierta desde el St.Mary'sInstitute de Belews Creek.

Con el apoyo del talento de ambas regiones trabajando al unísono, el proyecto ‘Atlantis’ facilita el intercambio de conocimientos y promueve los beneficios del sistema de salud español en el exterior. De seguir con su buen desempeño, cada vez más centros de salud tendrán por sus pasillos a jóvenes norteamericanos que, llenos de curiosidad, pasean en los diversos servicios del hospital y se empapan de nuevos conocimientos y de la firme apuesta por humanizar la atención sanitaria.