24 de junio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:55

"Muface es como la gastronomía de Jaén: de calidad, pero poco conocida"

Antonio Sánchez, director general de la Muface confiesa que este cargo le ha cambiado la vida
Antonio Sánchez Díaz, director general de Muface.
Pablo Rodríguez
Joana Huertas
Comparte este artículo
Sábado, 31 de marzo de 2018, a las 20:00
El peso de las responsabilidades de su cargo y los dolores de cabeza que, a veces, le provocan no consiguen borrar del rostro de Antonio Sánchez Díaz su sonrisa. El director general de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) es un hombre risueño, familiar y cercano, satisfecho con su trabajo y enamorado de las dos tierras de su vida, la Úbeda que le vio nacer y el Madrid de su carrera profesional, donde crecen sus cuatro hijos. Más de 20 años en la capital de España, sin embargo, no han conseguido diluir su acento jienense ni sus raíces andaluzas, por las que siente auténtica devoción. 

Andaluz afincado en la capital, ¿cuánto tiempo lleva en Madrid?

Bastante tiempo. Vine a hacer la carrera y los 18 años los cumplí aquí. Hice la carrera de Derecho en Icade, en paralelo la carrera de Ciencias Políticas a distancia y luego la oposición al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. Desde los 25 años soy funcionario. Con lo cual, soy de esos casos de funcionario temprano que da toda su carrera a la Administración, y además con una vocación de servicio público que tengo muy clara.

Entonces, Madrid es ya una importante parte de su vida.

Sí, a mí me encanta Madrid, no olvido mi tierra pero en el desarrollo de funciones públicas y para la Administración del Estado me siento muy cómodo aquí, que es donde está la Sede Central de los Departamentos Ministeriales y del Gobierno.

Sin embargo, aunque un poco diluido, no pierde el acento ni las raíces andaluzas, ¿visita mucho su Úbeda natal?

Sí, sí, sí. Procuro visitarla mucho y además es fundamental porque las raíces no se pueden perder.

El corazón dividido entre Madrid y Úbeda  ¿ochíos (producto típico ubetense) o bocata de calamares?

(Ríe) Me vas a permitir que no me decante porque esto puede generar un conflicto. Pero desde luego la gastronomía de nuestra tierra andaluza en general, y en particular la de Jaén, basada en el aceite de oliva, es una maravilla. Es verdad que tenemos platos que, yo creo, le ocurren como a Muface: son de éxito y de calidad pero poco conocidos. Para eso estamos nosotros, para darlo a conocer y hablar bien de ellos.

El director de Muface, tiene gran afición por la Semana Santa.

En Madrid encontramos un gran número de profesionales de Andalucía, que han venido para desarrollar sus carreras aquí. ¿Cree que el carácter que inculca su tierra les da un valor añadido para afrontar retos tan complejos como el de dirigir a la mutualidad de funcionarios civiles?

Yo creo que sí. Vemos la vida de otra manera y somos buenos profesionales como los que más. Es verdad que tenemos una visión distinta de las cosas, sabemos apreciar nuestras tradiciones, el tú a tú de manera directa y el cara a cara con la gente. Valoramos otras cosas y tenemos un sentido muy... como un pellizco especial, y yo creo que esto siempre se valora muy bien en las organizaciones.

Y hablando de tradiciones ¿Qué tradición andaluza valora más o cuál echa más de menos desde la distancia?

A mí me encanta la cultura popular y desde luego si tengo que resaltar algo, me quedaría con la Semana Santa. Soy un enamorado de ella y, desde luego, creo que es uno de los grandes activos que tiene Andalucía y también España. Pero bueno, yo en Semana Santa prefiero irme a mi tierra.

¿La Semana Santa de Úbeda o la de alguna otra ciudad?

Yo en Baeza es donde salgo, aunque también voy a Úbeda y me encanta la Jaén. Creo que tenemos mucho donde elegir y bueno.

¿Cómo recibió el nombramiento del actual cargo? ¿Se lo podía imaginar o fue una sorpresa?

Estos asuntos siempre le pillan a uno por sorpresa, pero hay que estar abierto a los cambios en la carrera profesional y, bueno, pues la verdad es que vine de la mano de la secretaria del Estado, Elena Collado, y desde luego encantado de colaborar con ella y de entrar en su equipo.

Antonio Sánchez es un enamorado de su Úbeda natal

Este puesto, ¿le ha cambiado mucho la vida?

Profesionalmente sí, porque me está abriendo una perspectiva nueva y la verdad es que en destinos anteriores siempre había tenido una visión mucho más interna de la Administración, mucho más horizontal. Me había dedicado a los recursos humanos, a la gestión económica, a la coordinación de la administración periférica del Estado, pero siempre con una visión mucho más interna y más funcionarial. Creo que lo que me aporta este puesto son dos elementos, por un lado la apertura al ámbito privado, a la colaboración público-privada, y por otro lado la perspectiva social, o sea, al final estamos aquí para mejorar la calidad de vida de los mutualistas, de nuestros compañeros, y eso yo creo que es algo muy especial que no se encuentra en todos los destinos.

Más allá de lo meramente profesional, usted tiene cuatro hijos, ¿sigue teniendo el tiempo que querría para dedicarse a la familia desde que es director general de Muface?

Hombre, la familia es lo más importante. Después de la familia viene el trabajo. Partiendo de este principio, pues bueno, es cuestión de organización. Tengo la suerte de que con mi mujer nos organizamos y colaboramos mutuamente muy bien, y sacamos adelante la cosa. Este puesto es muy satisfactorio pero tampoco le oculto que da dolores de cabeza. Desde luego, la mejor medicina para esa inquietud, para esas preocupaciones, es cuando llegas a tu casa, abres la puerta y ves cómo vienen los cuatro por el pasillo a darte un beso.

En cuanto a los dolores de cabeza, las negociaciones para el nuevo concierto le debieron dar más de uno, ¿cómo las vivió en el terreno más personal?

En estas negociaciones, como en el resto, creo que legítimamente cada uno de los actores defiende sus intereses y está en su perfecto derecho. Se trata de llegar a un punto común de acuerdo y creo que finalmente lo hemos conseguido. Es una experiencia porque según se va desarrollando, mes a mes, vas viendo cómo cambia la posición de cada uno de los actores pero bueno, yo creo que lo importante es el resultado final, que ha sido una colaboración extraordinaria y una cooperación con las entidades que no me canso de agradecer.

EN CORTO
 
¿Un libro?
Romancero gitano, de García Lorca.
 
¿Una película?
 Qué bello es vivir, de Frank Capra.
 
¿Una canción?
Sus ojos se cerraron, de Carlos Gardel
 
¿Una ciudad que visitar?
El Cairo.
 
¿Un objeto imprescindible?
El bolígrafo.
 
¿Un personaje histórico?
 Isabel la Católica. 
 
¿Un equipo de fútbol?
El Real Madrid.
 
¿Un lema vital?
"El que resiste, gana". 
 
¿Qué es lo que le hace feliz?
La familia.
Otra de las negociaciones que tiene entre manos, la de la receta electrónica para los mutualistas que hayan optado por la sanidad pública, está viajando mucho y recorriendo diversos puntos de la geografía nacional, ¿supone esto una carga adicional o disfruta de esos viajes?

Hombre, esto es una carga adicional pero no sólo para mí, también para mi equipo. Hay varias reuniones a varios niveles, y hoy precisamente tenemos a nuestro equipo técnico y sanitario en una comunidad autónoma. Hemos establecido un planning y bueno, se trata de ir cumpliéndolo.

Sí que me parece importante poner de manifiesto que la negociación implica esfuerzo y bueno, desde luego el menor de ellos es acercarse a la sede de cada una de otras administraciones.  En ese sentido las relaciones humanas son fundamentales y, desde luego, por parte de la mutualidad estamos dispuestos a asumir los trabajos y esfuerzos que sean necesarios si finalmente conseguimos que nuestros mutualistas puedan contar con la receta electrónica.

Hemos hablado de Andalucía, hemos hablado de los desplazamientos de ciertos puntos de España, ¿tiene un sitio de la geografía nacional que sea para usted sinónimo de relax y a donde escapa siempre que puede?

Ahí me coges, eh (ríe). Ahí me coges porque no lo tengo pensado, no te creas que... Hombre, un sitio donde desconecto y cargo las pilas es en la provincia de Jaén, en mi pueblo, en Torreblascopedro ¡desde luego! Eso es una referencia fundamental en mi vida y me permite luego afrontar las penalidades laborales con bastante solvencia.

Y hablando también de Jaén, en el Ministerio de Hacienda hay varios altos cargos que son de aquella provincia ¿tenía relaciones personales con alguno de ellos antes de ocupar este cargo?

Bueno pues sí, con alguno de ellos sí que tenía relaciones. La verdad es que la provincia de Jaén da muchas cosas buenas y no sólo aceite. (Ríen)

Y ya por último, como funcionario, ¿ha elegido sanidad privada o pública?

Durante 15 años estuve en sanidad privada como mutualista de Muface pero cuando vine aquí estimé que debía guardar una independencia respecto de las entidades que concertaran con nosotros, con lo cual cambié y actualmente soy mutualista de opción pública y me presta servicios el Servicio Madrileño de Salud. Y por tanto, por eso le decía que estoy encantado tanto con la Sanidad Pública como con la Sanidad Privada.