18 nov 2018 | Actualizado: 19:00
La Fundación Kovacs, ¿abraza la quiebra?
Francisco M. Kovacs.
Lun 26 junio. 17.00H
La falta de fondos públicos y subvenciones parecen haber empujado a la Fundación Kovacs a un concurso de acreedores que solicitó a finales del año pasado. Según publica el Diario de Mallorca, la institución que dirigía Francisco M. Kovacs, que ha levantado suspicacias por la bautizada por él mismo como "neurorreflejoterapia" -un tratamiento con grapas en la espalda cuestionado por una supuesta falta de evidencia científica-, dejará de existir tras haber recibido de los diferentes gobiernos baleares 9,4 millones de euros entre 2003 y 2014. Según el rotativo, Kovacs vio cómo el contrato con la Sanidad balear se vio rescindido con la llegada de Francina Armengol a la presidencia del Govern. Una pérdida de fondos que ha empujado a la entidad, que estos últimos años ha colaborado estrechamente con la Organización Médica Colegial (OMC) en campañas de concienciación, a solicitar el concurso de acreedores por quiebra.

Al hilo de este bisturí, la Fundación Kovacs se ha puesto en contacto con este diario para asegurar que la neurorreflejoterapia tiene certificada su evidencia científica a través de Cochrane, además de contar con informes positivos de las autoridades sanitarias de Cataluña, Galicia, el Instituto de Salud Carlos III, así como de varias sociedades científicas (Semfyc, Semergen, Sermef, Secot, Sespas y la Federación Mundial de Sociedades de Neurocirugía). Según la Fundación, "todas estas revisiones e informes concluyen explícitamente que el efecto placebo no explica el efecto de la neurorreflejoterapia"...
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.