Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Autonomías > C. Valenciana

Los médicos denuncian jubilaciones 'a la carta' en hospitales valencianos

Demandan el fin de la jubilación forzosa o, al menos, que sea la Consejería quien decida sobre la vida laboral

Justo Herrera, director general de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad valenciana.
Los médicos denuncian jubilaciones 'a la carta' en hospitales valencianos
Juanma Fernández
Martes, 18 de octubre de 2016, a las 13:00
El Gobierno valenciano se está retrasando en su promesa electoral de poner fin a la jubilación forzosa de los médicos, garantía electoral que bien le sirvió al PSOE para tener el apoyo del Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana en la campaña para presidir la región. “Era un compromiso no solo de los socialistas sino del propio Ximo Puig”, afirman a Redacción Médica fuentes del sindicato.

Estas reconocen que sí han notado una ralentización de las jubilaciones forzosas, si bien no se ha eliminado la ley que las ejecuta. Claro que esto se circunscribe a un sistema arbitrario en el que son los gerentes y no la Consejería quien jubila a los profesionales. “Nos encontramos con la particularidad de que hay gerencias que firman todas las jubilaciones forzosas, como en San Juan, y otras donde no se jubila nadie, como en Elche”, matiza el entorno médico sindical.

En esta tesitura, el CESM de la Comunidad Valenciana sigue confiando en que el Ejecutivo valenciano se decida, más de un año después de llegar al Govern, a poner fin a la ley de la jubilación forzosa en lugar de someter a los facultativos a la arbitrariedad de las gerencias. Un deseo que según el diario Las Provincias se materializará antes de final de año, si se aprueba el nuevo Plan de Recursos Humanos, que, según el departamento dirigido por Carmen Montón, viene a poner fin a esta jubilación. Sin embargo, fuentes del colectivo médico han reiterado a este medio que dicho Plan carece de una apuesta firme por la supresión de la polémica medida.

El 96 por ciento, en contra

El pasado mes de junio, un sondeo elaborado a partir de más de un millar de cuestionarios, indicaba que un 96 por ciento de los facultativos están en contra de la jubilación forzosa a los 65 años, mientras que solo un 1 por ciento se manifiesta a favor. El mismo porcentaje, un 96 por ciento, manifiesta que su preferencia personal sería jubilarse entre los 65 y los 70 años, mientras que solo el 3 por ciento quiere jubilarse a los 65 años o antes. Un exiguo 1 por ciento manifiesta que le gustaría poder jubilarse con más de 70 años.

“Después de los resultados de esta encuesta, el Gobierno Valenciano tiene la obligación de hacer caso a sus ciudadanos y sus profesionales médicos”, manifiestaban desde el sindicato por entonces. Además recordaban que la Comunidad Valenciana tiene un “déficit de médicos”, en relación con otras regiones y se mostraban decepcionados con el Ejecutivo regional.